COMPARTE

EFE

Con la perspectiva de que a Game of Thrones le quedan solo dos temporadas, HBO ya le ha buscado sustituta y con éxito, Westworld, un proyecto que se mide en el ring de la televisión a la carta con la receta nostálgica de Stranger Things, de Netflix, como serie del año.

Lo que está claro es que este año se cierra con la consolidación de estas plataformas de pago, que se hicieron con más de 70 % de las nominaciones a los Globos de Oro televisivos, incluyendo 8 de las 10 candidatas a mejor serie (5 en comedia y 5 en drama).

Entre ellas están algunos de los mayores éxitos de la temporada, como Stranger things (Netflix), que se ha convertido en todo un fenómeno y que ha suscitado la unanimidad de crítica y público con su mezcla de ciencia ficción, terror y drama, su ambientación en los ochenta y sus protagonistas.

Porque uno de los principales aciertos de esta serie -que en sus 35 primeros días a disposición del público fue seguido por más de 14 millones de espectadores en Estados Unidos- es la recuperación de Winona Ryder y el descubrimiento de Millie Bobby Brown, una niña de doce años de apariencia andrógina que se ha convertido en la estrella.

Con permiso de clásicos de esta plataforma como House of Cards o Orange is the New Black, las series más destacadas de este año son Stranger Things y The Crown, toda una apuesta de Netflix, con un enorme presupuesto, que ha superado las mejores expectativas con su clásica y elegante historia de la reina Isabel II, que tendrá continuación en una segunda temporada.

Frente a ellas, los dos pesos pesados de HBO: la consagradísima Game of thrones y la recién llegada Westworld.

Antes de que se le acabara el gran fenómeno en que se ha convertido Game of Thrones, que tiene 2018 como fecha de fin con sus octava temporada, HBO se lanzó a buscar una sustituta a su altura y la ha encontrado en Westworld.

Creada por Jonathan Nolan (hermano de Christopher Nolan) y con J.J. Abrams como productor ejecutivo, es una serie oscura, basada en un film de Michael Crichton de los setenta, y que se ambienta en un lugar de vacaciones poblado por androides donde cada deseo humano pueda ser saciado.

Siguiendo la estela de las historias distópicas que tanto han triunfado en el cine, Westworld fascina desde la inteligencia, la amenaza tecnológica y las mentes retorcidas que la han imaginado y que ha llevado a algunos a compararla con Black Mirror, la serie de culto por excelencia.

Pero el éxito de Westworld está aún lejos del movimiento de masas que ha generado y genera Game of Thrones, con una audiencia de casi 9 millones de espectadores por episodio solo en Estados Unidos y de la que hasta la más mínima novedad de su futuro se convierte inmediatamente en noticia.

Otra de las cuenta con una audiencia fiel es The Walking Dead, que estrenó su séptima temporada en octubre con la enorme expectación de saber quién era la víctima del malvado y carismático Negan.

La serie contará al menos con una octava temporada, ya confirmada, mientras que The Get Down, pese a ser uno de los grandes fracasos del año, seguirá al menos una temporada más.

Esta historia sobre los inicios del rap, otra de las grandes apuestas de la temporada de Netflix, creada por Baz Luhrmann, costó nada menos que 120 millones de dólares (10 cada capítulo) y su audiencia ha estado lejos de las de Stranger ThingsAmerican Crime Story Narcos.

Aunque para fracaso el de Vinyl, de HBO. Sobre una idea de Mick Jagger, que además ha sido productor junto a Martin Scorsese, este drama ambientado en el mundo del rock’n’roll fue cancelado tras su primera y decepcionante temporada.

También con hilo musical, Mozart in the Jungle, que narra las aventuras de una orquesta clásica y tiene al mexicano Gael García Bernal como protagonista, es la gran baza de Amazon para destacar en el reinado de HBO y Netflix.

Todo ello en un año en el que regresaron X-Files y Gilmore Girls, en el que la miniserie The People v OJ Simpson arrasó en Estados Unidos, y en el que una serie pequeña, realizada con pocos medios y actores desconocidos ha sido la gran sorpresa: Atlanta, creada y protagonizada por Donald Glover.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.