Zack Snyder

Entre los culebrones más extravagantes del Hollywood reciente, “Justice League” (2017) tiene un puesto de honor. Tragedia personal, farsa, comedia involuntaria, ejecutivos desconcertados, fans apasionados… Todo eso aunó esta cinta que ahora llega a su broche final: el extenso y muy esperado nuevo montaje de Zack Snyder.

“Tener la oportunidad de terminarla fue algo que todos sentimos que sería una experiencia de catarsis. Y en verdad así ha sido”, aseguró el director a Efe sobre este asombroso y disparatado proyecto que llega mañana a HBO Max y que, al menos, supone una clara mejoría respecto a la cinta firmada por Joss Whedon.

No resulta fácil resumir la retorcida andadura de “Justice League”.

Snyder dirigió esta ambiciosa película que iba a juntar a todos los superhéroes de las películas de DC Comics como hizo Marvel en las cintas sobre Avengers.

Sin embargo, Zack Snyder y su esposa Deborah Snyder, que es productora en todas sus películas, tuvieron que abandonar el proyecto en su última fase debido al suicidio de su hija Autumn.

Joss Whedon (“Buffy the Vampire Slayer”, 1997-2003) se incorporó entonces como sustituto, pero el resultado fue un absoluto despropósito.

Whedon rodó un montón de escenas nuevas, cambió el tono a un pastiche que no era ni cómico ni épico, la cinta se estrelló en la taquilla y, además, el actor Ray Fisher le acusó de comportamiento abusivo en el set.

A partir de ahí comenzó a extenderse entre los fans la idea de que la visión de Snyder para “Justice League” se había pervertido y exigieron que se estrenara su propio montaje de la película.

La tremenda campaña #ReleaseTheSnyderCut tomó forma en internet, con algunos lamentables episodios de acoso en las redes, y finalmente Snyder confirmó que el sueño de sus seguidores se haría realidad en HBO Max.

“Zack Snyder’s Justice League”, por su título completo, mantiene el elenco original: Ben Affleck, Gal Gadot, Henry Cavill, Jason Momoa, Ezra Miller y Ray Fisher.

Pero a lo largo de sus cuatro horas (la original duraba dos), Snyder se ha dado el capricho de meter nuevos villanos, tramas diferentes y personajes sorprendentes (el Joker de Jared Leto no aparecía en la primera película), todo ello embadurnado de un tono ampuloso, babilónico y repleto de esteroides que enamorará a los fans de “300” (2006) y que espantará a quien busque un mínimo de sutileza.

EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.