COMPARTE

Las cavas están llenas, no se puede recibir una res más. Esa es la orden desde hace más de ocho meses en los mataderos del país. La caída del consumo ha determinado que al menos 35 millones de kilos de carne al mes sean devueltas a los productores porque simplemente no se venden.

El poder adquisitivo de los venezolanos no da para más. De acuerdo a cifras de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga) hasta hace tres años el consumo per cápita al año era de 22 kilos. Los cálculos actuales indican que cada persona solo come ocho kilos, lo que significa una disminución de 63,64% que se replican en las caídas de la ventas.

Juan Hernández, presidente de la Asociación de Ganaderos de Carabobo, explicó que la carne no entra dentro de la lista de rubros alimenticios escasos. Hay producción suficiente, “de hecho de sobra. Ese es un problema porque nos están devolviendo reses enteras en los mataderos”.

Se trata de una crisis compleja. Mientras el Gobierno, a través del ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, señaló que en el país hay disponibilidad de 14 millones de cabezas de ganado que representan una cantidad suficiente ante la reducida demanda. Eso se traduce en media res para cada habitante. Hace tres años los registros indicaban que había en promedio una res y media para cada venezolano. La disminución en la producción en ese sentido ha sido de 66%.

Hernández detalló que se debe hacer un trabajo que incluya todos los elementos. “Los ganaderos necesitamos actualizar nuestro parque de maquinaria que tiene 20 años de obsolescencia, también se requiere que las vacunas para los animales lleguen a tiempo, que se cuente con las semillas y los agroquímicos para la siembra de maíz, que es la base del alimento de las reses y que los venezolanos puedan tener las posibilidades económicas de comprar la carne que necesita”. A todo ese drama económico se suma el abigeato (hurto de ganado) que este año ha provocado la pérdida de más de 130 mil reses.

15% DE LECHE

En Venezuela, 90% de la ganadería es cebú, que es consecuencia de combinaciones genéticas que hacen que los animales sean de doble propósito (carne y leche). Se han hecho las inversiones y los esfuerzos para incrementar la producción. Pero no ha sido suficiente. Enrique Martín-Caro, director de la Asociación Venezolana de Criadores de Ganado Cebú (Asocebu), explicó que actualmente solo se cubre 15% de la producción lechera en el país.

En números se trata de tres millones de litros al mes de los 20 millones que se procesan en el país que se traduce ocho litros per cápita al año de los 20 litros que consumía cada venezolano al año. Es por eso que en los anaqueles predominan productos importados que se han encargado de satisfacer parte de la demanda, pero a los que solo tienen acceso un porcentaje minoritario de la población por sus precios elevados.

La industria ganadera de Cebú, con el objetivo de potenciar la raza, realizará la  IV Feria Nacional del Brahman Rojo y sus Cruces, que se desarrollará en Valencia del 17 al 20 de noviembre. La idea es dar a conocer el potencial genético hacia el rebaño comercial, según informó Alonso Márquez, coordinador nacional de la feria.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.