Siliva Iriondo exiliada política de Cuba y presidente de la Fundación MAR. (Foto cubacoraje.blogspot.com)
COMPARTE

La líder y activista cubana Sylvia Iriondo, exiliada en Miami (Estados Unidos) desde 1960, aseguró este sábado que el régimen de Cuba quedará debilitado con la muerte de Fidel Castro, pero alertó de la posibilidad de una mayor represión en la isla.

El régimen va a estar bastante debilitado porque la figura de Fidel Castro era la figura de la Revolución, pero estoy convencida que este es el principio del fin para el régimen que durante 57 años ha conculcado todas las libertades y derechos del pueblo cubano, aseguró  a Efe.

Iriondo, quien huyó de Cuba cuando tenía 15 años en compañía de sus dos hermanas, fue en 1996 una de las cuatro personas que sobrevivieron al ataque de misiles cubanos contra los aviones de Hermanos al Rescate, una organización del exilio cubano que velaba por los balseros cubanos en alta mar.

La activista señaló que al enterarse a la medianoche de la muerte de Castro se sintió escéptica por todas las veces que se había anunciado en falso esta noticia, pero recordó enseguida a los cuatro pilotos y tripulantes que perdieron la vida en el ataque aéreo de cazas MiG cubanos contra tres avionetas de este brigada aérea, con sede en Miami.

Al confirmar la noticia pensé en todas esas víctimas a lo largo de estos 57 años de su vida (la de Fidel Castro), todos los fusilados, los presos políticos, nuestros padres, nuestros abuelos, expresó Iriondo, presidenta del movimiento MAR (Madres y Mujeres Anti-Represión) por Cuba.

La activista se mostró confiada de que la muerte de Castro es un paso hacia los cambios que se añoran dentro y fuera de Cuba, pero teme a la vez una intensificación de la represión.

Es un momento para prestar bastante atención porque si la historia se prueba veraz, cada vez que algo ocurre recrudece la represión contra los activistas de derechos humanos y contra la resistencia cubana, se lamentó.

Iriondo hizo así un llamado a la comunidad internacional a prestar atención y señaló que como parte del exilio cubano van a trabajar más fuerte por su comunidad.

La líder del exilio manifestó que la muerte de Castro significa la muerte de un dictador y un alivio para todos aquellos que como ella tuvieron un día que hacer de tripas corazón y dejar atrás todo lo que habían edificado en sus vidas.

Representa la muerte de un tirano, de un asesino, de una persona que sumió a Cuba en la destrucción, aseguró la exiliada, quien dijo que “es el principio de un final que se aproxima”.

Por otro lado, señaló que la celebración de los jóvenes en las inmediaciones del icónico café Versailles son una muestra del apoyo de las nuevas generaciones al antiguo exilio.

“Lo que se ha visto en las calles en masa es esa nueva generación de cubanos que escucharon a sus abuelos, a sus padres, la historia de toda esa tragedia que vivieron y que de alguna forma se sienten identificados con la causa cubana”, indicó Iriondo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.