(Foto prensa Bolipuertos)
COMPARTE

Hay medidas contradictorias. En Puerto Cabello eso es evidente. El terminal costero más importante del país, donde llega 80% de los alimentos y materias primas para el sector industrial, redujo en 50% su horario de trabajo en medio de una severa crisis de desabastecimiento.

De 6:00 a.m. a 6:00 p.m. hay actividad portuaria desde hace 15 días. Lo natural para un puerto de ese tipo es que no haya ningún tipo de interrupciones durante las 24 horas del día. Pero como parte de las medidas adoptadas por el general de división Rafael José Aguana como, gerente general de Puerto Cabello desde el mes de julio, ese tiempo se redujo a la mitad, según denunció Julio Abreu, presidente del Frente de Trabajadores Graneleros y Similares (Fretragransi).

Se trata de una decisión que suma a una larga de nuevas políticas que van en perjuicio de los dos mil transportistas y las necesidades productivas y de abastecimiento de la población. La idea de la automatización del sistema de carga y descarga en los muelles carabobeños no ha sido positiva. Quienes se encargan de transportar la mercancía a granel lo saben. Desde la llegada del general Aguana todo ha cambiado para los gandoleros, a quienes se les reducen cada vez más las posibilidades de hacer un viaje en medio de una crisis de importaciones.

La solución es sencilla: “O se revierten las recientes medidas o el general debe renunciar”, expresaron transportistas durante la marcha que realizaron desde una de las almacenadoras del municipio hasta la sede principal de Bolipuertos, donde advirtieron que de no atender sus exigencias paralizarán sus actividades.

Pero no se ha tratado solo de la reducción de horarios. Aguana también prohibió la venta de comida que tradicionalmente se hacía dentro de los patios del puerto y que resolvía la necesidad de alimentación de los conductores que deben esperar entre 12 y 30 horas en el lugar debido a los constantes atrasos en la emisión de la guía de movilización y en la cola para pesar la carga porque solo una de cinco básculas funciona y con fallas severas de calibrado que hacen que se pierdan entre 200 y 400 toneladas (TN) de cada mercancía.

Se conoció que las medidas fueron tomadas por el general para evitar robo de la carga a granel en horas nocturnas, y que la restricción establece que solo se descarguen tres mil TN al día que equivale a trabajo para solo 107 unidades de las dos mil.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.