Historias que se repiten y que reviven hechos dolorosos que pudieron haberse evitado. Son los sentimientos expresados por los familiares de las víctimas de naufragios en aguas del caribe en las últimas semanas en Sucre.

Hasta la tarde de este 14 de diciembre, 22 venezolanos, entre mujeres, niños y hombres, han sido encontrados ahogados entre las costas de Güiria, en el estado Sucre, y Trinidad y Tobago.

Se trataba de un grupo de personas que partían de Venezuela hacia la isla caribeña con propósitos similares: reencontrarse con parientes radicados en esa nación y huir de la emergencia humanitaria compleja que azota a Venezuela. La embarcación “Mi refugio” partió el 6 de diciembre y desapareció en alta mar.

Las familias Mattei, Pacheco y Patinez ahora reviven el calvario del 2019. «El hijastro de mi hija, identificado como Daniel Pacheco Patinez es uno de los ahogados», dijo a TalCual Jhonny Mattei, padre de Yodelvis Mattei, a quien se le perdió el rastro en mayo del 2019, tras zarpar rumbo a Trinidad y Tobago junto a unas 32 personas en el bote Ana María. En este caso, Daniel iba a bordo de «Mi Refugio».

«Se vuelve a repetir la misma historia, pero por lo menos están encontrando los cuerpos. El papá, lo mandó a buscar. Aquí en Venezuela vivía con la abuela. No sabíamos nada de él hasta que vimos la foto y lo reconocimos. Estamos pasando el mismo calvario», agregó.

El niño de ocho años de edad era el hijastro de Yodelvis Mattei. Ahora su padre, Eduard José Patinez Pacheco, se ha quedado por segunda vez en Trinidad a la espera de un ser querido. En 2019, fue él quien pagó el viaje de su pareja, pero de la mujer no se supo nada después de que zarpó hacia la isla. Entonces, el pequeño quedó al cuidado de su abuela. Y ahora había abordado un peñero para reencontrarse con su padre.

Daniel Patinez Pacheco también era familiar de Zulma Patinez, Yusmari Patinez y Melani Patinez, desaparecidas en abril de 2019 tras partir desde Güiria rumbo a Trinidad y Tobago junto a más de 25 personas en el bote Jhonaily José, que desapareció apenas días antes que el Ana María.

Leer más: talcualdigital.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.