Foto cortesía Jacinto Oliveros

En condiciones precarias viven unas 30 familias en el sector Villa Samán, una comunidad de pobreza extrema en la parroquia Miguel Peña, al final del urbanismo Bella Florida.

Foto cortesía Jacinto Oliveros

Son casi 120 personas que viven del día a día, la mayoría de la recolección de materiales reciclables en la ciudad. Otros tienen trabajos fijos, pero muy mal remunerados.

La cuarentena social empeora el panorama. No pueden trabajar y por ende acceder a productos de primera necesidad.

Betania Diaz, madre de 4 niños, el más pequeño un bebe de 15 días que nació en plena cuarentena vive de la recolección que practica junto a su esposo. A diario se sobreponen al riesgo de contagio pues deben buscar ingresos para sostener a sus hijos. “No podemos cruzarnos de brazos y esperar”.

Foto cortesía Jacinto Oliveros

Este es apenas uno de los muchos casos que hay en esta comunidad, reseñó en su cuenta en instagram el fotógrafo Jacinto Oliveros. Los vecinos piden jornadas de desinfección para prevenir enfermedades. El apoyo de las autoridades es indispensable en medio de esta situación de pandemia que afecta a todo el planeta.

Lee más en jacin44

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.