Los enfermeros se mantienen en la lucha por sus justos derechos. (Foto Archivo)
COMPARTE

50 por ciento de déficit del personal de enfermería existe en Venezuela. Y en conmemoración del día internacional de este profesional de la salud, no solo reclaman por sus reivindicaciones, sino por la creciente crisis en este sector y que compromete la vida de los pacientes.

Pero lo que más le preocupa al licenciado Yonny Márquez, coordinador del postgrado de la especialización de la enfermería en neonatología de la Universidad de Carabobo, es la reciente estadística dada por el Ministerio Popular de la Salud que revela la muerte de 11 mil 366 niños el año pasado por diversas enfermedades, y que de esa cifra el 68 por ciento haya sido en la etapa neonatal, que comprende desde el nacimiento a los 28 días.

Estos niños lo más probable que sean de madres adolescentes. Recordó que Venezuela ocupa el primer lugar de embarazos precoces en Latinoamerica. Además, de que estas madres quizás no tuvieron un buen control prenatal, aparte de las condiciones socioeconómicas en que viven, declaró Márquez en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes, de 11:30 a 12:30am.

La escasez de medicamentos, la falta de insumos y equipos dañados, también se suman a las dificultades para prestar una atención adecuada a los pacientes, informó Márquez. Reveló que en la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejeras reposan equipos de incubadoras dañados, que fueron adquiridos a través del convenio Argentina Venezuela y los cuales por la falta de repuestos permanecen arrumados.

Sobre el déficit del personal de enfermería, detalló que por cada cama en una unidad de Cuidados Intensivos debería contarse con dos profesionales de esta rama, y cuando el paciente está muy crítico una enfermera exclusiva. Más lejano de la realidad, porque en los centros hospitalarios no se cumple esta norma: hay momentos que deben atender en un mismo servicio hasta cuatro pacientes, en una sola ronda.

El academicismo que cada vez caracteriza a este profesional de la salud, también fue abordado. La Universidad de Carabobo es la única universidad que ofrece el doctorado en esta profesión, en la que es constante las actualizaciones en diversas especialidades que antes no existía, que van más allá de la asistencia al paciente. También en la gerencia administrativas y en áreas científicas.

La parte humana del enfermero  

A Márquez, la elección de la enfermería la adquirió por parte de su madre, que también fue enfermera. Y la especialidad de neonatología porque está convencido de que si el ser humano es abordado desde que nace, los problemas de salud que presente se pueden revertir porque su neuroplasticidad los recompensa. Y es que cada vez que recibe alguno en sus brazos, piensa que puede ser “el próximo presidente de la República”.

Esa sensibilidad lo lleva por abogar por la humanización en las salas de parto. Que se deje ese ambiente de frialdad, en que los niños son recibidos en 18 grados centígrados, cuando la norma internacional es de 24°, un ambiente cálido. También, la costumbre de separar a los bebés una vez nacido de sus progenitoras, cuando más bien el niño necesita del calor de su madre y ese primer contacto con el pecho es lo que les proveerá de esa protección que necesitan a través de ese apego emocional que en esos primeros instantes nutrirán su vida.

Más detalle de la entrevista completa, puede verse a través de nuestro portal web El Carabobeño Radio, o por Canal Youtube del programa Por tu Salud con la periodista Ana Isabel Laguna.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.