Desde hace un año, el Ministerio de Salud no firma las órdenes de compra de medicamentos para pacientes crónicos al Fondo Estratégico de Medicamentos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y tampoco procura los recursos económicos suficientes para la adquisición de estas medicinas con otros organismos internacionales y productores de fármacos. Mientras, 80 mil personas con VIH y SIDA se encuentran en peligro de muerte por el 100% de desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales, y fármacos para el tratamiento de infecciones y condiciones de salud crónicas, denunció la Red Venezolana de Gente Positiva, que agrupa a los pacientes de este síndrome y de otras enfermedades crónicas.

Esta actitud del actual Ministro de Salud condena a las generaciones futuras a vivir en la epidemia, agudizando la situación como problema de salud pública nacional. Por ello, en un documento que este miércoles entregaron al vicepresidente de la República, Tareck el Aissami, se declararon “Estado de Alerta Nacional”. La razón: hace 18 días, ya habían consignado un documento ante el  Viceministro de Redes de Salud Colectiva, Yasin
Alemán, y la Jefa del Programa Nacional de SIDA, Deisy Matos, en que explicaban el problema que confrontan con los tratamientos. Estos funcionarios se habían comprometidos que en 24 horas les darían una respuesta, pero hasta la fecha no han cumplido.

En este lapso de tiempo, siguen muriendo pacientes a la espera de los medicamentos, lo cual contraviene la voluntad del pueblo y lo expresado públicamente por el presidente Nicolás Maduro al sostener que “la salud es prioridad de su gobierno”, señala el documento.

De acuerdo con el comunicado de la RVG, en virtud de este silencio gubernamental solicitan un “antejuicio administrativo” basados en los artículos 51 y 143, concatenado con los artículos 2, 62, 132 y 141, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; en los artículos 2, 3 y 4 de la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos; en el artículo 9 del Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública; y en la disposición número 38 del Decreto con Fuerza, Valor y Rango de Ley sobre Simplificación de Trámites Administrativos.

También, que se garanticen a las personas con VIH el acceso universal a medicamentos antirretrovirales, fármacos para el tratamiento de infecciones oportunistas asociadas al SIDA y otras condiciones de salud crónicas, reactivos para pruebas de laboratorio y otros insumos, las cuales deben ser suministradas de forma regular en las distintas farmacias públicas de los estados del país.

Pero, también denuncian en el documento consignado a el Aissami, que el Seguro Social tampoco ha realizado las compras; sin embargo expresa la Red que en la oportunidad de la reunión el representante del Ministerio de Salud ya se le había indicado que carecen de los recursos económicos para la compra de medicinas, insumos y reactivos que urgentemente requieren miles de personas que padecen de VIH/SIDA, cáncer, trasplantes de órganos, condiciones raras, hemofilia, parkinson, entre otras.

Hasta esta fecha, siguen muriéndose miles de personas por estas causas de salud.

De allí, que le preguntan al viceministro: ¿Cuáles son las razones por las cuales no se ha instruido el Ministerio del Poder Popular para la Salud a solucionar esta “emergencia humanitaria compleja”, que ha generado miles de muertes de personas de todas las edades y de todas las regiones venezolanas, que se hubieran podido evitar?

La RVG le recomienda utilizar los fondos de Emergencia, Estratégico y Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS),los cuales aseguran se encuentran en condiciones de proveer medicinas, vacunas e insumos para el tratamiento y diagnóstico de un amplio número de condiciones de salud, transmisibles y no transmisibles.

Además, adquirir y entregar sucedáneos de leche maternizada y suplementos alimenticios para las niñas y niños con VIH, hijas e hijos de las madres con VIH, y personas con VIH y SIDA en situación de desnutrición. Y garantizar el suministro de alimentos a personas con VIH y SIDA y sus familiares, sin estar condicionados a la exigencia de mecanismos de control,como también condones femeninos y masculinos y lubricantes a mujeres y hombres con VIH.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.