COMPARTE


La ceremonia escenificará la primera transición democrática del país. (Foto AFP)

AFP

Ashraf Ghani, exministro y exprofesor universitario, tomará posesión este lunes como nuevo presidente de Afganistán, de donde la OTAN se retirará antes de diciembre sin haber derrotado a la insurgencia talibán tras una intervención de 13 años.

Ghani, de 65 años de edad, sucede a Hamid Karzai, después de una crisis de tres meses en torno a los resultados de las elecciones presidenciales de junio, que alimentaron la insurgencia y empeoraron las perspectivas económicas de este país.

La ceremonia escenificará la primera transición democrática del país, uno de los objetivos de la costosa intervención internacional -militar y civil- desde la caída del régimen de los talibanes en 2001.

Tanto Ghani como su rival Abdulá Abdulá habían reivindicado la victoria en la segunda vuelta de las elecciones del 14 de junio. Presionados por la ONU y Estados Unidos y tras una auditoría de los casi ocho millones de votos, ambos aceptaron formar un gobierno de unidad nacional, con Ghani como presidente.

Abdulá también jurará el lunes como jefe del ejecutivo, un papel similar al de primer ministro, en una estructura de poder menos presidencialista que durante el mandato de Karzai.

Karzai mantuvo tensas relaciones con la coalición de la OTAN liderada por Estados Unidos y con donantes internacionales.

“Hicimos muchos esfuerzos para el advenimiento de una paz duradera, pero lamentablemente nuestras esperanzas no se concretaron por completo, pero debo decirles que la paz seguramente llegará”, dijo Karzai durante su discurso de despedida a la nación, el domingo de noche.

“Mañana transferiré las responsabilidades del gobierno al presidente electo, y comenzaré mi nueva vida en tanto que (simple) ciudadano de Afganistán”, continuó. “Apoyaré firmemente al nuevo presidente, al gobierno y a la constitución, y estaré a su servicio”, aseguró el presidente saliente.

Ghani y Abdulá, considerados como moderados prooccidentales, prometieron seguir la senda de los progresos sociales y en infraestructuras logrados desde 2001, pero a su vez se enfrentan a la gran amenaza de los talibanes.

La inseguridad se hizo nuevamente palpable este domingo, cuando una bomba escondida en la puerta de un vehículo explotó a las afueras del complejo presidencial en Kabul, hiriendo al conductor.

El ejército y la policía afganos, integrados por 350.000 efectivos, afrontan dificultades a la hora de recuperar el terreno perdido ante los talibanes, que lanzaron una gran ofensiva en los últimos meses en varias provincias.

Según la ONU, 2.300 civiles murieron en los primeros ocho meses del año debido a la inseguridad.

Entre tanto, los 41.000 soldados de la OTAN -entre ellos 29.000 estadounidenses- se preparan para hacer las maletas antes de final de año. Sólo 33 bases de la Alianza Atlántica siguen activas, frente a 800 en su momento álgido.

– “Un solo pueblo” –

El nuevo gobierno afgano tiene previsto firmar el martes un acuerdo -rechazado por Karzai-, que autoriza a 12.500 tropas, sobre todo estadounidenses, a permanecer en el país durante 2015 para apoyar y formar al ejército y a la policía afganos.

“La transición política ha sido un éxito”, dijo el viernes Ghani, quien se ha comprometido a estabilizar la economía y a hacer frente a la inseguridad, pese a que por ahora parece improbable que se mantengan negociaciones de paz con los talibanes.

“Somos un solo pueblo, un país, y no debería haber dudas sobre nuestra unidad nacional”, aseveró.

Los resultados finales dieron vencedor a Ghani frente a Abdulá (55% frente a 45% de los votos), pese a que la ONU denunció un “fraude significativo” en las elecciones.

Las banderas nacionales se izaron en las principales carreteras de Kabul y las autoridades preparan un gran evento para la toma de posesión del lunes.

La agenda y la lista de invitados de la ceremonia no han sido reveladas por temor a ataques de los insurgentes.

Ghani fue ministro de Finanzas entre 2002-2004 y se presentó a las presidenciales de 2009, obteniendo únicamente el 3% de los votos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.