COMPARTE


(Foto AVN)

EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió este viernes que de registrarse un hecho violento durante la marcha convocada para mañana por el encarcelado opositor Leopoldo López, deberán ir presos los jefes de policía del municipio y el estado por donde circulará la movilización.

“Yo lo he dicho como jefe de Estado, tendrán que ir presos los jefes de policía de Miranda y Chacao si hay un solo hecho de violencia mañana”, dijo Maduro en un acto de Gobierno transmitido por la televisión estatal VTV, refiriéndose al estado y al municipio gobernados por los opositores Henrique Capriles y Ramón Muchacho, respectivamente.

Según el mandatario venezolano, el ministro de Interior, Gustavo González López, dio instrucciones a los jefes de Policía de Miranda y Chacao y el Ministerio Público actuará de ser necesario.

“Ha sido designado un fiscal especial y si mañana hay un solo hecho de violencia la fiscalía actuará”, informó.

Maduro defendió que su Gobierno representa la paz y la estabilidad de país suramericano y que “los que quieran violencia estarán allá lejos, lejos”.

La oposición marchará mañana en Caracas y otras ciudades del país tras la convocatoria realizada por López, que a través de un video grabado en la prisión donde se encuentra recluido llamó a los venezolanos a participar en una movilización para reclamar una serie de peticiones.

Entre las solicitudes piden la liberación de los que la oposición considera “presos políticos” y la fijación de la fecha de las elecciones parlamentarias.

Lopéz además anunció que, junto al exalcalde de San Cristóbal (frontera con Colombia) Daniel Ceballos, comenzó una huelga de hambre que mantendrán hasta que se cumplan estas solicitudes.

López está acusado por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio por los hechos violentos que se produjeron al término de una marcha el 12 de febrero de 2014, en una jornada que se saldó con tres muertos y decenas de heridos y detenidos.

Ese día se inició una ola de protestas en el país que se extendió por cuatro meses y que dejó un balance oficial de 43 muertos y cientos de heridos.

Ceballos cumplió ya una pena de un año y permanece en prisión mientras es juzgado por delitos similares a los de López y que se generaron en el municipio que gobernaba, un cargo del que fue destituido poco después de su detención.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.