COMPARTE

EFE

 La embotelladora de
Pepsi Cola en Venezuela deberá desalojar en un plazo de 60 días una planta en
el oeste de Caracas que da empleo a más de 500 personas, debido a un decreto
gubernamental que ordena la construcción de viviendas en esos terrenos, informó
 una fuente sindical.

“Ayer (miércoles 29) llegó una juez de un tribunal
dictando la medida de desalojo, levantó un acta y estableció una medida de 60
días para desalojar el galpón”, explicó a Efe el secretario general del
sindicato de Pepsi Cola en la región metropolitana, Bladimir Camargo.

La medida, según Camargo, es el resultado de un decreto
presidencial publicado en la Gaceta Oficial en 2012 por el entonces presidente
Hugo Chávez (1999-2013), que ordenó el uso de los terrenos para la construcción
de viviendas del programa social Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV).

“El proyecto no fue solamente para la zona en la que
estamos nosotros, sino que involucra a ocho o diez galpones más, entre ellos
Coca Cola, que anoche les notificaron y ellos desalojaron, Cargil, el Banco
Provincial, lo que abarca más o menos unas 140 hectáreas de terreno”,
añadió.

Según Camargo la medida fue notificada al propietario del
terreno y a la empresa en 2012, una vez fue tomada la decisión.

El dirigente sindical informó de que ha solicitado la
“colaboración de parte del Estado para que le dé una prorroga al ente del
trabajo para que pueda reubicarse”, y así garantizar los puestos de
trabajo de los 560 trabajadores que forman parte de está planta.

A lo largo de la jornada de este jueves un grupo de
trabajadores de la planta y Empresas Polar, aliada de Pepsi-Cola Venezuela, se
manifestaron para exigir un pronunciamiento oficial de la medida.

Hasta el momento ni representantes de la empresa ni del
Gobierno de Venezuela han ofrecido detalles sobre la notificación.

Por su parte, voceros de la oposición venezolana han
rechazado la medida que han calificado de “expropiación”, entre ellos
el excandidato presidencial Henrique Capriles y la exdiputada Maria Corina Machado.

“Yo quiero rechazar absolutamente cualquier intento del
gobierno a la expropiación, a la confiscación, a seguir deteriorando la empresa
privada”, dijo Capriles en un acto público poco después de que se
conociera la medida.

En esa misma línea, la exdiputada aseguró que “meterse
con #Polar es meterse con Venezuela; sus trabajadores encarnan nuestra profunda
aspiración de superación”.

“Expropiar es robar”, añadió Machado en otro
mensaje.

Pepsi Cola opera en el país petrolero de la mano de Empresas
Polar, la principal empresa de alimentos de Venezuela, fabricante de productos
centrales en la dieta de los venezolanos.

Un hecho similar ocurrió en 2009 con un deposito de la
empresa Coca Cola Femsa luego de que Chávez diera un plazo de “dos semanas”
para que la embotelladora abandonara unos terrenos en el oeste de Caracas donde
estacionaba los camiones encargados de la distribución de sus productos a más
de 9.000 clientes de la capital.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.