(Foto Diario La Verdad)
COMPARTE

José Araujo, de 78 años, fue declarado muerto a causa de una neumonía. Pero sorprendentemente regresó de la muerte en una de las camas de emergencia del Hospital Universitario de Maracaibo.

En la sala emergencias, su familia se abrazaba para consolarse. No había palabras que aliviaran su pena, pero revivió.

Una de las nietas habría rogado al camillero que la dejara despedirse de su abuelo. Ya había pasado una hora desde que les informaron de su muerte, y justo en ese momento notó cómo Araujo respiraba. “¡Está vivo! Mi abuelo está vivo!, gritó la joven.

De inmediato, el abuelo fue trasladado hasta la emergencia para atenderlo. Su hija María Araujo considera que es una bendición muy grande. Los médicos dicen que su condición de salud es estable. Pero tiene líquido en los pulmones y permanece sedado.

A pesar de todo la familia sigue orando por él.

Hace unos siete años, José Araujo también puso a correr a sus parientes cuando durmió por siete días, luego de tomar una pastilla para descansar.

Diario La Verdad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.