Agentes de la Policía argentina realizaron hoy, por orden judicial, un allanamiento de la Base Naval de la ciudad bonaerense de Mar del Plata en busca de información para la investigación de la desaparición del submarino ARA San Juan y de sus 44 tripulantes, cuyo rastro se perdió en noviembre pasado.

Según confirmaron a EFE fuentes judiciales, el operativo fue ordenado por la magistrada Marta Yáñez, titular del juzgado federal de la localidad patagónica de Caleta Olivia, encargado del expediente en el que se investiga la desaparición del buque, cuya base principal es la marplatense, donde ahora se busca documentación.

Esta decisión de Yáñez se da apenas cuatro días después de que citase a declarar como testigos, a partir del próximo lunes, a altas autoridades de la Armada.

“Entre los últimos días de enero y los primeros días de febrero hay citados testigos en la causa, cuyas identidades trato de preservar, para preservarlos a ellos mismos”, expresó la jueza el lunes pasado.

Yáñez detalló que están convocadas autoridades de rango superior de la Armada y especificó que hay testigos cuyo testimonio puede ser bastante relevante para dilucidar una inspección que hubo en el submarino por parte del cuerpo de auditores de la Armada, previa a la salida del buque a su última expedición.

Al momento de desaparecer, el ARA San Juan volvía del puerto austral de Ushuaia a Mar del Plata, 400 kilómetros al sur de Buenos Aires.

En el caso dirigido por Yáñez, en el que se busca conocer si se produjo algún delito en la desaparición y búsqueda del submarino, varios familiares de los 44 tripulantes están constituidos como querellantes.

No obstante, 27 representantes de las familias se reunieron este jueves con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, tras solicitar por carta un encuentro con él para clarificar incongruencias e inconsistencias sobre el accionar de todas las partes intervinientes en el operativo de búsqueda del submarino.

Según expresaron diversos familiares y la cartera ministerial tras la reunión, que tuvo lugar en la misma base que hoy fue allanada, el encuentro fue positivo y hubo un buen diálogo.

Aguad se comprometió a seguir con la búsqueda del buque, para lo que ya se han solicitado presupuestos de diversas empresas privadas que puedan hacerse cargo del operativo hasta que se encuentre la nave.

María Rosa Belcastro, madre del teniente Fernando Villarreal, destacó en declaraciones a la agencia estatal Télam que se pondrá en marcha una ayuda para todos los niños que han quedado sin padre.

La búsqueda en el océano, hasta ahora infructuosa, continúa delimitada a 430 kilómetros de la costa patagónica, en torno a una zona donde varias agencias internacionales informaron de la detección de una explosión horas después de desaparecer la nave.

Rusia es el único país, de en torno a los 15 que llegaron a aportar su ayuda, que todavía colabora en el operativo, con un buque oceanográfico y un robot.

Además del caso abierto en la Justicia, se abrió una investigación interna en el seno de la Armada y el almirante Marcelo Srur fue destituido por el Gobierno como jefe del cuerpo castrense.

Por otro lado, el 15 de enero pasado el Gobierno oficializó la creación en el Congreso de una Comisión Especial Investigadora.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.