El secretario general de la OEA, Luis Almagro, llamó este lunes a los países latinoamericanos a tomar acciones para erradicar la violencia contra la mujer, que calificó como uno de los principales retos de la región.

“La lucha contra la violencia hacia las mujeres es de los principales desafíos que enfrentan nuestras sociedades. Abolir esta violencia permitirá que más del 50% de la población del hemisferio pueda gozar de derechos”, dijo Almagro en Panamá.

“El camino aún es largo y los datos son poco alentadores”, añadió el diplomático durante un congreso sobre violencia de género.

Unas 2.795 mujeres fueron asesinadas por razones de género en 23 países latinoamericanos durante 2017, según datos del Observatorio de Igualdad de Género de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

Según el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), hay un “orden político patriarcal” con “instituciones que nos defraudan día a día en esta lógica de no revertir estos parámetros culturales”.

“Nuestros sistemas políticos están completamente estratificados y ninguno tiene esa capacidad de dar respuesta a esta situación de opresión, de represión y de guerra no declarada contra las mujeres”, dijo Almagro.

En Latinoamérica dos de cada tres feminicidios se producen en contextos de relaciones de pareja o expareja. Brasil, con 1.133 víctimas confirmadas en 2017, lidera la lista.

El Salvador presenta una tasa de 10,2 feminicidios por cada 100.000 mujeres, la más alta de la región.

Le siguen Honduras con 5,8 casos por 100.000 mujeres, y Guatemala, República Dominicana y Bolivia con tasas iguales o superiores a 2 por 100.000.

Solamente Panamá, Perú y Venezuela registran indicadores inferiores a un feminicidio por cada 100.000 mujeres.

Una de cada tres mujeres en América Latina aún no tiene ingresos propios, mientras que en el caso de los hombres, esta relación es de uno de cada 10.

Además, solo la mitad de las mujeres participan en el mercado laboral y ocho de cada 10 trabajan en sectores de baja productividad, según Cepal.

“Nuestros sistemas politicos experimentan serios problemas para ingresar al siglo XXI, todavía no tienen condiciones para revertir estos problemas culturales y patriarcales que tenemos delante de nosotros”, señaló.

Según datos oficiales, una de cada tres mujeres en el mundo ha sido víctima de violencia en los últimos 30 años.

En 2017 un total de 87.000 mujeres fueron asesinadas, de las cuales 50.000 lo fueron por sus parejas, exparejas o algún miembro de su familia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.