Cuando se escriba la historia venezolana de estos años del chavismo, el abuso de poder tendrá un enorme capítulo en sus páginas.

Los “revolucionarios” que llegaron al poder clamando por justicia social, igualdad de oportunidades, sueldos justos y muchas otras reivindicaciones, contradictoriamente han llevado la injusticia social a límites jamás vistos en la Venezuela del siglo XX, la desigualdad de oportunidades es ciclópea, los sueldos de la gran mayoría no alcanzan ni para comprar una docena de huevos al mes y las demás reivindicaciones se fueron en los cachos de la corrupción más galopante que se haya visto en América del Sur (y eso que la competencia es brava).

Un video que se hizo viral en las redes la semana pasada muestra a la niña “Anabella Queen” en un “concierto” hecho en el puente Rafael Urdaneta del Estado Zulia. ¿Quién tiene el poder –o el dinero- para desviar el tráfico del puente para permitir que una niña rica cumpla su capricho de jugar a ser una estrella pop?

La LOPNA que tanto fastidia a tantas personas por detalles tan mínimos que nada tienen que ver con su razón de ser, al parecer hizo mutis por el foro. Ahhh, es que los tentáculos del poder chavista son de temer y el papá de Anabella está muy cerquita del poder.

El video es un alarde grosero de riquezas… las camionetas rotuladas, el escenario, la puesta en escena, el vestuario, los músicos… ¡Qué contraste con la situación de la mayoría de los zulianos que padecen más que cualquier otro venezolano esta crisis maldita causada por los gobiernos más ineptos y corruptos que hayamos tenido jamás (y aquí la competencia es brava también)!

Yo no puedo creer que todo eso haya sido hecho para complacer a una niña. ¿Con qué valores crece esa criatura, si desde esta temprana edad le están haciendo creer que es la dueña del mundo? No es culpa de ella, ciertamente, pero la víctima sí será ella. Lo que a uno no le enseñan en su casa por las buenas, lo aprende en la calle y no de la mejor manera.

¿Por qué en vez de complacer sus caprichos no la enseñan a ser empática? ¿O es que el capricho no fue de la niña?

¿Sabrá Anabella cuántos niños de su edad hay en el Zulia que comen sólo dos o tres veces a la semana y muchas veces de los basureros?

¿Sabrá Anabella cuántos niños de su edad hay en el Zulia que no van a la escuela? ¿Sabrá Anabella cuántos niños de su edad han muerto de mengua en el Zulia?

No, no debe saberlo. Es demasiado joven para encontrarse con el perro mundo de frente. Pero especulo que, si lo supiera, como niña que es, se llenaría de dolor. Podría sugerirles a sus padres que, en vez de un concierto (que sólo pueden ver y criticar con toda razón quienes tienen acceso a redes), podría cantar para recaudar fondos para ayudar a esos niños que no tienen ni remotamente el mismo tren de vida que ella o hacer cualquier cosa, una fundación Anabella Queen, por ejemplo, que la eternice por algo bueno, y no por ser una niña de papá que “¡pida por esa boca, mijita!” y lo que ha resultado ha sido en pocos aplausos y una marejada de críticas por la desubicada y rocambolesca forma de consentir los deseos de una niña. Anabella no se lo merece.

@cjaimesb




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.