(Foto referencial)

El ministro venezolano de Asuntos Exteriores, Jorge Arreaza Montserrat, aseguró hoy que España ha violado el derecho internacional y el respeto que debe existir entre ambos países, y consideró hasta leve la expulsión del embajador español en el país el pasado enero.

“España ha intervenido y ha violado el derecho internacional y el respeto que debe existir entre nuestros países de manera permanente, sistemática, agresiva, muy hostil”, afirmó el político durante una rueda de prensa en Bruselas tras reunirse con la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini.

El embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, dejó el 29 de enero Venezuela tras ser declarado persona no grata por el Gobierno de Nicolás Maduro, expulsión que Arreaza calificó hoy de hasta leve con respecto a las agresiones recibidas desde Madrid.

Según el ministro, el representante diplomático se cansó de violar los artículos de las convenciones diplomáticas.

“No es una cuestión de democracia o dictadura. La propia convención contempla que cuando un diplomático violenta sus principios y, además, de manera tan notable y tan descarada, es potestad del estado receptor declararlo persona non grata y expulsarlo”, señaló.

El político venezolano indicó que Silva Fernández transportaba en su propio coche a líderes de la oposición hasta el aeropuerto para despedirse, “intervenía permanentemente en asuntos venezolanos y se jactaba a través de muchas maneras de cómo España lideraba en la Unión Europea las sanciones contra Venezuela”.

Agregó que el embajador quiso intervenir en el proceso de diálogo en el país.

“Hubo un español que intervino y le estamos muy agradecidos y sabemos que tiene mucho que ayudar a Venezuela todavía, el expresidente Rodríguez Zapatero, quien es buen amigo de ambas partes en Venezuela, pero no así el Gobierno del presidente Rajoy”, comentó.

También se refirió a la decisión del jefe del Ejecutivo español y del presidente argentino, Mauricio Macri, de no reconocer los resultado de las elecciones venezolanas, que se celebrarán el 20 de mayo.

“Ahora son un tribunal electoral mundial”, señaló, para más tarde reconocer que le gustaría que todos los países feliciten al presidente que sea elegido por el pueblo.

“Pero si hay países u organismos internacionales que deciden actuar por encima del derecho internacional, con la arrogancia que caracteriza a algunos vestigios imperialistas, el problema más bien es de ellos porque se crea un precedente jurídico terrible para esos países”, dijo.

Igualmente, subrayó que hay prófugos de la justicia venezolana que se van un jueves y un sábado está el presidente Rajoy en el palacio de la Moncloa recibiendo como si fuesen un líder mundial.

En cualquier caso, se mostró dispuesto a volver a abrir espacios de diálogo con España y a normalizar la relación diplomática.

Asimismo, recordó los vínculos históricos y culturales entre Madrid y Caracas por los efectos de la colonización y el imperialismo, que tienen sus buenas consecuencias y sus malas consecuencias, desde el genocidio hasta que compartamos la cultura, el idioma, en muchos casos, la religión.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.