Pablo Yánez espera justicia en la muerte de su padre. Foto Cortesía
COMPARTE

 

 

El agricultor Pablo Emilio Yánez Meza (66) murió producto de los machetazos que le propinaron unos menores de edad que entraron a su parcela a robarse un racimo de cambures la tarde del martes en el sector Chupulún de El Gavilán, zona rural del municipio El Hatillo.

Aproximadamente a las 3:40 de la tarde, Yánez sorprendió a unos mozalbetes dentro de su propiedad, trató de enfrentarlos para que no robaran pero salió mal herido. Con el mismo machete conque trabajaba, lo atacaron.

Ensangrentado caminó buscando auxilio, arrastrándose subió por la zona montañosa unos 300 metros hasta llegar a un rancho donde los vecinos alertaron a una comisión de la GNB y también a su hijo Pablo Yánez, quien acudió de inmediato.

Lo acostaron sobre una tabla y lo subieron hasta la carretera para trasladarlo al CDI de Hoyo de La Puerta y de allí fue referido al Hospital Domingo Luciani de El Llanito. A las 7 de la noche fue ingresado a pabellón y a la 1:00 am murió de un paro respiratorio.Había perdido mucha sangre por las heridas sufridas en la cabeza, rostro, cuello y piernas. También tuvo pérdida de varios dedos de las manos al tratar de defenderse.

Yánez tenía más de 30 años dedicado a la siembra de maíz, caraotas, yuca, ñame, ocumo, plátanos, cambures y demás productos que comercializaba entre sus vecinos.

Vivía en El Peñón, zona cercana, con su esposa y su único hijo.

Los funcionarios lograron aprehender a cinco de los seis adolescentes que participaron en el hecho. Son varones con edades entre 14 y 17 años y dos son familiares lejanos del agricultor.

El machete con el cual agredieron al labriego, era de su propiedad, y no ha sido localizado.

-Mi papá pasaba días trabajando en su parcela. Lo habían robado otras veces, una vez hasta le tumbaron el rancho de bahareque y volvió a levantarlo.

Pablo Yánez hijo pide justicia, que la muerte de su padre no quede impune.

Tiene 23 años, mientras habla contiene sus lágrimas y dice: -Tengo que estar fuerte para darle apoyo a mi mamá. Ahora estamos solos ella y yo.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.