presos Con traslado de 57 reclusos culminó motín en el Penal de Tocuyito
/ Foto archivo

La autopsia practicada al cadáver de Lianyeli Colina Escobar, la joven embarazada que fue asesinada en la cárcel de Tocuyito, determinó que murió por asfixia mecánica.

La versión inicial suministrada por los familiares señalaba que Colina había sido degollada presuntamente por su pareja, quien posteriormente le habría propinado un disparo.

El certificado de defunción, sin embargo, señala como causa de la muerte: edema cerebral severo, hipoxia cerebral severa y asfixia mecánica

Según la versión de los familiares, en un supuesto ataque de celos, la pareja de la joven que sería el papá del bebé la agredió en una de las áreas del Complejo Penitenciario de Carabobo, donde está reluido.

En el Penal todo estaba revolucionado por el asesinato de la joven porque, según la ley impuesta en el mundo carcelario “la visita se respeta”.

La joven era de Morón, pero vivía con su suegra en Valencia. Tenía un mes y una semana de embarazo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.