El modelo Audi A5 40 TDI, presentado en el Alón del Automóvil de Fráncfort, en Alemania, el 11 de septiembre de 2019. AFP

El fabricante automotriz alemán Audi, filial del grupo Volkswagen, anunció este martes la supresión de 9.500 empleos en Alemania de aquí al año 2025, en el marco de un programa de 6.000 millones de euros de recortes hasta 2029.

El objetivo se alcanzará principalmente por el no remplazo de jubilaciones y sin despidos, indicó la empresa en un comunicado.

El ahorro permitirá “aumentar la competitividad” en el marco de la “transformación de la industria automotriz hacia la movilidad eléctrica”.

La marca también prometió crear 2.000 “nuevos puestos de expertos” en los campos ligados con la movilidad eléctrica y el vehículo conectado.

Actualmente, unas 90.000 personas trabajan en Audi, de ellas, 60.000 en Alemania.

Tanto las ventas, como el volumen de negocio y el beneficio operativo del fabricante cayeron en los tres primeros meses del año, pese a que las otras marcas principales del grupo –VW, Skoda y Seat– mejoraron, así como el sector en su conjunto.

En su informe del tercer trimestre, el grupo Volkswagen señaló que el desorden causado por la entrada en vigor de las normas de control de contaminación por kilometraje (WLTP), el aumento de las inversiones en las nuevas tecnologías y las cargas ligadas al personal socavaron los resultados de la filial de alta gama.

“No podemos estar satisfechos de la evolución en Audi”, declaró entonces el director financiero del gigante, Frank Witter.

Ante la ralentización del mercado automovilístico, Audi va también a reducir la capacidad de producción de sus dos fábricas alemanas lastradas por una caída de la demanda.

El fabricante anuncia este plan de restructuración meses antes de la llegada del nuevo patrón Markus Duesmann que asumirá el 1 de abril de 2020 la dirección de Audi, después de la era Stadler empañada por el escándalo diésel.

Duesmann reemplazará a Bram Schot, que en enero asumió la dirección de Audi después de haber asegurado el interim tras la salida en junio de 2018 de Rupert Stadler, que tuvo que responder ante la justicia por el escándalo de los motores diésel trucados. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.