El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, se comprometió hoy a “consolidar” en América Latina la “nueva línea” política que “nació” en los comicios de octubre pasado y a sumar esfuerzos para combatir al comunismo en la región.

El futuro presidente de Brasil se manifestó en ese sentido en un mensaje dirigido a la llamada “Cumbre Conservadora de las Américas”, organizada por uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, que congregó a representantes de una decena de países de la región.

Según Bolsonaro, líder de la ultraderecha brasileña, “todos” en América Latina “saben cuales son las consecuencias de la izquierda”, sobre las que añadió que “el ejemplo más claro es Cuba, y el país que mas se aproxima a esa realidad es Venezuela

Hijo de Bolsonaro ofrece Brasil para juzgar “dictaduras” latinoamericanas

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, ofreció hoy a su país como sede para un hipotético juicio a las “dictaduras” de Venezuela, Cuba y Nicaragua, al participar en una cita regional conservadora.

“Sería un motivo de gran satisfacción para Brasil recibir a ese tribunal”, dijo el diputado, quien organizó en la ciudad brasileña de Foz de Iguaçu la llamada “Cumbre Conservadora de las Américas”, que congregó a representantes de la derecha de una decena de países de la región.

La propuesta para ese hipotético juicio fue planteada por el cubano Orlando Gutiérrez, un férreo opositor del Gobierno de la isla radicado en Estados Unidos, quien afirmó que los pueblos de América Latina deben “unirse para ponerle fin” a los “regímenes” de Cuba, Nicaragua y Venezuela, que calificó de “dictaduras comunistas”.

El filósofo brasileño Olavo de Carvalho, uno de los mentores del ultraderechista Jair Bolsonaro, también se manifestó en ese sentido y sostuvo que un tribunal de esa naturaleza debería juzgar a todos aquellos que “ampararon esos crímenes”, tanto en Brasil como en otros países.

A la cita, apoyada por el presidente electo de Brasil, asistieron delegados de movimientos de derecha de Colombia, Chile, Paraguay y el país anfitrión, que pronunciaron unos duros discursos contra el “comunismo” y el Foro de Sao Paulo, que reúne a organizaciones de la izquierda latinoamericana.

Según dijo Eduardo Bolsonaro, la idea es crear un “movimiento que no se acabe con la elección” de su padre como presidente de Brasil y que tenga un “carácter permanente” como plataforma para la discusión de “principios”.

El venezolano Roderick Navarro, del movimiento Rumbo Libertad, respaldó esa propuesta e instó a la derecha regional a la “unidad frente al Foro de Sao Paulo, que es una amenaza para occidente”.

Navarro apuntó que los partidos de izquierda congregados en esa organización “promueven la muerte, la corrupción y la destrucción de los valores” de los latinoamericanos y amenazan las “columnas de la civilización occidental”, que en su opinión son “la familia y la fe en Dios”




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.