Cadena perpetua para venezolano que asesinó a su expareja en Perú
/ Foto: Cortesía (La República, Perú)

El Poder Judicial peruano determinó cadena perpetua contra el venezolano Gerardo José Linares Aguilar, de 48 años de edad, quien cometió femicidio contra su expareja, también venezolana, con quien tenía un hijo.

El Ministerio Público de esa nación señaló que la víctima y el agresor llegaron a Tacna, Perú, en enero de 2020 para buscar un mejor futuro. Sin embargo, una tarde de abril de ese mismo año se produjo una discusión que desencadenó la muerte de la mujer, identificada como Hayesa Navarro, de 32 años, quien recibió aproximadamente 30 puñaladas de parte de Linares Aguilar,  exfuncionario de la Policía Nacional Bolivariana.

Linares Aguilar cometió el delito en una vivienda del centro poblado La Natividad. Luego terminó capturado, reseña información del diario La República.

El Juzgado Penal Colegiado de Tacna le halló culpable del delito y aceptó el pedido de cadena perpetua solicitado por la fiscal. El victimario se encuentra internado en el penal de Pocollay desde abril de 2020.

“Gerardo se metió a la casa”

La noche del hecho, la hija de 11 años de Hayesa gritó desde la puerta: “¡Mamá, Gerardo se metió a la casa!”. La niña trató de impedirlo, pero él la empujó y corrió por el pasillo del apartamento. La mujer estaba en el cuarto del medio con su hermana, Thairuby, y salió a ver qué pasaba.

“¡Yo te dije que quería hablar contigo!”, gritó Gerardo. Hayesa trató de calmarlo, le dijo que se cambiaría de ropa para salir a hablar con él, porque en la casa estaban los niños. Pero al darle la espalda, él la agarró por el cabello y la apuñaló por la espalda.

La víctima trató de correr hacia el baño por el largo pasillo de la vivienda, pero antes de llegar el agresor la tumbó con una patada. Thairuby Linares, con un embarazo de ocho meses, salió en defensa de su hermana junto con sus sobrinas, de 17 y 11 años, pero el descontrolado hombre ataco a todos, cortó a las niñas.

“Yo busqué una piedra, con la que machaco los ajos, y se la pegué en la cabeza, pero no sirvió de nada, me lanzó el cuchillo al cuello y mi esposo me haló, (el cuchillo) me cortó el brazo”, relató Thairuby.

Los tres hijos de la desafortunada mujer lo vieron todo, al igual que sus tres sobrinitos, su hermana y su cuñado, quienes no lograron controlar al agresor y resultaron heridos con varias cortadas.

Con información de 800 Noticias.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.