Carlos Graffe
Oswaldo Graffe recibió la llamada de su hijo Carlos Foto Dayrí Blanco
COMPARTE

La voz se le escuchaba calmada. “Estoy bien, cené y desayuné”. Así comenzó la conversación de nueve minutos del dirigente de Voluntad Popular (VP), Carlos Graffe, detenido la tarde de ayer en la avenida Bolívar de Valencia.

No dijo dónde lo tienen apresado. “Eso no puedo decirlo”. Pero respondió sí a “¿Estás con los verdes?” y volvió a contestar afirmativamente a la pregunta de su papá, Oswaldo Graffe “¿En la ciudad?”. Fueron respuestas que confirmaron las hipótesis de la familia: “Lo tienen en Ciudad Chávez”, dijo su asistente, Betania Bermejo.

El dirigente también negó estar en Naguanagua, con lo que queda descartada la posibilidad de su reclusión en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde se encuentran los familiares a la espera de respuestas.

Durante la conversación, que inició a las 9:05 a.m. y se extendió hasta las 9:14 a.m., Graffe dijo que la noche del jueves fue atendido por un médico y verificó que tiene unos golpes en los brazos. Se refirió a los tuit de la Policía de Carabobo en los que se le acusa de haber estado en posesión de material explosivo durante su detención. “Eso es absurdo y hay que darle duro”.

Su papá, quien mantuvo la calma durante los nueve minutos, le pidió que dijera todo lo que pudiera. “Tengan a la mano un bolso con ropa, zapatos sin trenzas, jabón, paño, y es muy importante, una colchoneta, sabanas, cobijas y almohada”.

Preguntó por su mamá. “Quiero hablar con ella”, pero no estaba en el sitio al momento de la comunicación. Antes de colgar se le noto preocupado “¿Cómo han hecho con la abuela?”. Su padre le respondió: “No le hemos dicho nada”.

Pidió a su asistente, Betania Bermejo, que continuaran el trabajo para el 16 de julio. “No podemos perder el foco. Reúnanse con todos para que no tengan miedo”. Y recordó que no pudo asistir al encuentro pautado con Nancy Campos, dirigente de Bello Monte, sitio donde coordinaría la actividad de la consulta del próximo domingo. “Llámala para que sepa por qué no pude llegar”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.