Foto: Prensa LVBP
COMPARTE

Prensa LVBP/ Andriw Sánchez

Cardenales de Lara se encargó de mantener la continuidad de dos realidades completamente diferentes: su romance con las victorias y la crisis de Tiburones de La Guaira. Los crepusculares vencieron 8 a 4 a los escualos en el Estadio Universitario, para hilvanar su tercer triunfo y colocarse a un solo juego por debajo de la normalidad de los .500.

El resultado significó la vigésima derrota de los salados en la temporada. Es el segundo equipo que llega al guarismo después de Bravos de Margarita. Ambos conjuntos ocupan los últimos dos puestos de la clasificación.

El triunfo de los alados tuvo como protagonista ofensivo al paleador Carlos Rivero, quien impulsó cuatro de las ocho carreras de la novena. Su primera fletada ocurrió en el inning inicial, cuando Lara fabricó dos anotaciones. El antesalista, que fue bateador designado en el encuentro, ligó un sencillo que le permitió anotar a Henry Urrutia, quien previamente había remolcado a Alejandro De Aza con un imparable.

El mismo De Aza le dio la tercera rayita a Cardenales, en el segundo tramo, con un imparable al jardín central. El batazo sacó al zurdo Antonio Noguera, portador de la derrota.

La Guaira anotó la única carrera que permitió el cubano Jorge Martínez, abridor de los occidentales, en el tercer capítulo, gracias a un doble de José “Cafecito” Martínez. El serpentinero antillano se mantuvo en la lomita por 5.0 actos para ser el merecedor del laurel.

La gran vendimia de los larenses ocurrió en el quinto episodio, pues anotaron cuatro rayitas. Una fue fletada por un incogible del importado Chuck Taylor y las otras tres por el segundo jonrón de la campaña de Rivero. La víctima del palazo fue el debutante Brad Bergesen.

“Sabía que no me iba a lanzar nada bueno. Su primer pitcheo fue un envío rompiente, luego me lo repitió y pude conectarlo con fuerza”, dijo el barquisimetano en la transmisión de IVC. “Me estoy poniendo en forma. De Japón traje una lesión en una rodilla, pero me siento un poco mejor. En los próximos días se nos unirán otros nombres, uno de ellos es Ildemario Vargas, y eso nos dará más fuerza a la ofensiva. Se la pondremos un poquito más difícil a los rivales”.

Cardenales anotó otra en el sexto, con otro indiscutible de Urrutia. En la parte baja del mismo pasaje, los escualos pisaron el plato dos veces por un rolling al cuadro de José Castillo y un hit de Ozney Guillén, quien impulsó otra carrera en el octavo con un doble al jardín izquierdo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.