César Miguel Rondón, un ícono de la radio venezolana, cuya voz inconfundible lo convirtió durante más de 47 años en un clásico de la mañana venezolana, asegura que  Nicolás Maduro en ningún lugar del mundo lo quieren.

 “Todos tenemos un número con este régimen”, aseguró el pasado 1° de agosto el diputado Juan Andrés Mejía durante la presentación del Plan País Agroalimentario en Buenos Aires.

Y el número de Rondón llegó en 2017, cuando a raíz de la censura de la dictadura de Nicolás Maduro se vio obligado a dejar el programa que encabezaba en la cadena Circuito Unión Radio y se exilió en Estados Unidos.

Nuestro país pide a gritos información“, indicaba al anunciar esa decisión. Por eso, ahora emite su programa (“Al Punto y seguimos”) en sus redes sociales.

El también escritor y productor de televisión, de 65 años, fue elegido para moderar la presentación del Plan País, que se desarrolló en la capital argentina. Su presencia fue más parecida a la de un actor o deportista, que a la de un periodista. Al ingresar al Anfiteatro de la Fundación Beethoven recibió una acalorada ovación de los más de 300 venezolanos presentes. Al término del evento, permaneció casi media hora parado en el mismo lugar, mientras decenas de personas pasaban de a una para tomarse una fotografía con él.

Al día siguiente, horas antes de regresar a Miami, el prestigioso periodista venezolano visitó Infobae para hablar de varios temas: la diáspora venezolana, la dictadura chavista, Maduro e incluso dejó un mensaje contundente de cara a las próximas elecciones en Argentina, que se desarrollarán a fines de octubre: “Tiene que estar muy pendiente toda América Latina”.

César Miguel Rondón, durante su participación en la presentación del Plan País en Buenos Aires

César Miguel Rondón, en su participación en la presentación del Plan País en Buenos Aires.

-Fue muy importante la convocatoria que tuvo la presentación del Plan País Agroalimentario aquí en Buenos Aires. ¿En qué consiste puntualmente el Plan País que promueve el gobierno de Juan Guaidó?

-El Plan País es la iniciativa que se ha llevado adelante por los que hacen frente a la dictadura de Maduro, encabezados por el presidente encargado Juan Guaidó, y se ha convocado a todo tipo de expertos de todo tipo de disciplinas para elaborar un plan que permita establecer la recuperación del país. Después de haber visto la destrucción de un país, otrora próspero, otrora con muchísimas riquezas, convertido en un país paupérrimo, entre otras cosas por corrupción, negligencia, pésimas herencias e improvisación, lo menos que puedes hacer para el día después es ser improvisado.

La idea, aparte de que hay un trabajo político específico para salir lo más pronto posible de la dictadura, hay que prepararse para ese día después. Ese Plan País, ese inmenso proyecto, tiene una característica que para mí es muy importante. Si bien está motorizada por la dirigencia política, sobre todo que es una dirigencia política muy joven, esa dirigencia política ha convocado a toda la nación: expertos, gente interesada, voluntarios. Pero no son solo los venezolanos que estén en zonas elites, afuera en el exterior o en el país, sino todos los venezolanos.

La recuperación de Venezuela es tarea de todos, y allí que se organicen estas reuniones en espacios abiertos, en un teatro, donde se le ponga el tanto al exilio venezolano, a la diáspora de qué es lo que está ocurriendo, cuál es el Plan País. El capítulo de ayer puntualmente fue el del plan agroalimentario porque estamos padeciendo terribles condiciones de desnutrición. Era un país que se podía abastecer en un 70%, según lo que dicen los expertos, y hoy por hoy prácticamente se está importando todo. Entonces, medidas urgentes a tomar, qué es lo que se piensa hacer, para decírselo a los venezolanos que están afuera y para que esos venezolanos sepan qué aportar, y para que puedan sumarse a todo el proceso. En definitiva, la reconstrucción de Venezuela es tarea de todos los venezolanos, en todos los niveles de colaboración que puedan ejercer.

-Durante el evento tanto usted como el resto de los oradores, entre los cuales se destacaron diputados de la oposición y especialistas en el campo agroalimentario, destacaron que la reconstrucción de Venezuela se va a lograr “entre todos”. Siendo uno de los millones de venezolanos que se encuentran fuera de su país por la persecución del régimen, ¿qué encuentra en el venezolano cuando viaja a diferentes países, cómo lo ve?

-Tengo dos años fuera del país. Yo pensaba que iba a ser el último, el que iba a apagar la luz, pero prácticamente la condena, las críticas públicas que me hizo en cadena de radio y televisión Maduro, me hicieron movilizarme. El venezolano que está afuera ha salido en varias oleadas, todas muy recientes. Todas acentuadas desde el 2014-2015. Es decir, son migrantes del tiempo de Maduro. No es que Chávez lo hubiese hecho bien, pero Chávez gozó de bonanza y la penuria venezolana no la sentíamos hasta estos tiempos de Maduro. No solo le cayeron los precios del petróleo, sino que ha sido un despilfarrador, un pésimo gerente, además de ser él y su camarilla seres extremadamente corruptos.

El venezolano que está afuera está afuera contra su voluntad; unos de manera más fuerte, como los exiliados políticos, otros no tanto. Pero el venezolano que siempre estuvo tan arraigado a su país, que nunca emigró, sino más bien siempre recibió migrantes de todas partes, argentinos, chilenos y uruguayos en los setenta, antes europeos, españoles, italianos, portugueses, luego en los ochenta colombianos, ecuatorianos, peruanos… El venezolano siempre ha estado ahí, y de repente se vio obligado a irse. Cuando tú tienes un ciudadano que recién ahora se va, que pasa a ser la primera generación del migrante, es un ciudadano que tiene el país demasiado encima, un ciudadano que tiene su país de origen por todas partes.

El venezolano, en medio de todo, es trabajador, es disciplinado… El venezolano no sale a mendigar, sale a trabajar. Y si el ingeniero tiene que hacer de Glovo, lo hace. Hay que llevar algo de comida a la casa. Entonces es un venezolano que se siente herido porque hasta ayer vivía en prosperidad. Además vivía en un país que le habían dicho que era el más rico de América Latina, cosa que no era del todo cierta. Porque que tengas mucho petróleo no quiere decir que seas un país rico. Pero había de todo en Venezuela. Desde la instauración de la democracia en Venezuela, a finales de los cincuenta, Venezuela vivió un proceso de movilidad social impresionante, surgió una clase media maravillosa, profesional, capaz, que es mi generación.

Mi generación vivió lo mejor de la democracia, y ahora los jubilados viven con pensiones de 2-3 dólares al mes. Entonces estás hablando de un ciudadano que tiene que migrar a todas las edades. Salen forzados por las circunstancias. Hoy el venezolano está alumbrado, encandilado, quizá no ha terminado de asimilar lo que le ha ocurrido, y está a la intemperie. El inmigrante venezolano es literalmente un caminante que deambula por la América del Sur.

Leer más: https://www.infobae.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.