poliducto explosion anzoategui claves
(Foto: cortesía)

Lo que meses atrás se había advertido, ocurrió. Pasadas las 6:00 p.m. del martes 11 de enero fue reportada una explosión de gran magnitud en el Poliducto de Oriente de la estatal Pdvsa, específicamente en el tramo de Naricual, zona rural del municipio Simón Bolívar (Barcelona), Anzoátegui, que dejó al menos un fallecido y las aguas del río Neverí afectadas por el derrame de combustible. 

Desde noviembre de 2021, habitantes de Naricual denunciaron que en el poliducto había fugas ocasionadas, presuntamente, por personas que perforaban la tubería o dejaban las válvulas abiertas para robarse el combustible y revenderlo en el mercado negro, en medio de la aguda escasez de gasolina que había en la zona y en buena parte del país para ese momento. 

“Primera vez que ocurre una explosión de esa magnitud”, señaló el secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), José Bodas, en entrevista vía telefónica desde Anzoátegui con El Carabobeño. 

Según el sindicalista, Pdvsa estaba al tanto de las tomas ilegales de combustible en el Poliducto de Oriente. “Desde que inició el problema (la escasez) se ha dicho, en reiteradas ocasiones, que personas han perforado los poliductos tanto en el sur (El Tigre), como en el norte (Barcelona) de Anzoátegui, para bachaquear la gasolina”, dijo. 

A las 10:08 a.m. de este miércoles el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz del gobierno de Nicolás Maduro, Remigio Ceballos, informó mediante Twitter que el incendio  fue “controlado progresivamente”, con el apoyo del Sistema de Gestión de Riesgo, la Dirección de Seguridad Integral de Pdvsa, la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y la policía estadal y municipal.

Bodas aseguró que la refinería de Puerto La Cruz, a unos 11 kilómetros del lugar de la explosión, se encuentra operativa, pero a 47 % de su capacidad instalada. De los entre 190 mil y 200 mil barriles de crudo que por diseño podría procesar diariamente, en la actualidad solo procesa 90 mil barriles por día (bpd) debido a las limitaciones de “cuello de botella”  en hornos, generación de vapor y otros equipos, por falta de repuestos. 

Pese a que la instalación petrolera no opera ni siquiera al 50 % de su capacidad, los entre 30 mil y 35 mil bpd de gasolina que produce, derivados de los 90 mil bpd de petróleo, son suficientes para abastecer el consumo del oriente de Venezuela mediante el poliducto hoy dañado, explicó el trabajador de Pdvsa. 

“La distribución de combustible ha mejorado significativamente en el oriente del país, desde diciembre y lo que va de enero. Las colas han disminuido, al menos en lo que respecta a Anzoátegui, sobre todo la zona norte”, manifestó el vocero de la Futpv. 

Al menos un fallecido

Eduardo Urrieta, de 28 años, quien resultó gravemente herido por la explosión, falleció al mediodía de este miércoles. La información fue confirmada a los medios de comunicación locales por el director del Hospital Luis Razetti de Barcelona, Óscar Navas.

Al parecer, Urrieta fue alcanzado por las llamas mientras conducía su vehículo en la vía cercana al poliducto. Reportes extraoficiales señalan que habría presentado quemaduras en 70 % de su cuerpo y que estaba siendo atendido en la unidad de cuidados intensivos del centro de salud. 

“Dos motorizados que se percataron del incidente, ayudaron al chofer a salir del vehículo envuelto en fuego y luego lo trasladaron hasta el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Naricual. Posteriormente fue remitido al Hospital Luis Razetti”, reseñó el medio digital Punto de Corte

De acuerdo a un reporte de Protección Civil (PC), del martes en la noche, fueron tres las personas que resultaron heridas. Sin embargo, hasta el momento solo ha quedado confirmado y plenamente identificado Urrieta. 

Se conoció también que la mayoría de los vecinos de los sectores adyacentes al poliducto por iniciativa propia comenzaron a salir de sus hogares hacia otras zonas desde ayer, por temor a que ocurra una segunda explosión. Otros fueron evacuados como medida preventiva por efectivos de PC y bomberos. 

Contradicción oficial 

Las versiones de las autoridades sobre el origen del suceso no coinciden. El gobernador de Anzoátegui, Luis José Marcano, fue el primero en notificar oficialmente lo ocurrido. A las 6:42 p.m. escribió en Twitter: “Se ha registrado una fuerte explosión en una tubería de combustible a la altura del puente de Naricual, municipio Simón Bolívar, se presume que a consecuencia de intentos de perforación de la tubería, organismos de protección y seguridad ciudadana ya movilizados al sitio”.

El Pitazo reportó que existe una segunda versión: la del Ven911, que en un balance preliminar difundido el martes señaló como posible causa de la explosión una supuesta quema de maleza que estarían realizando en el lugar. 

No fue sino hasta la mañana de este miércoles cuando el Ministerio de Petróleo de la administración de Nicolás Maduro y Pdvsa se pronunciaron mediante un comunicado en el que califican lo ocurrido en Naricual como un “nuevo sabotaje criminal perpetrado contra las instalaciones de Pdvsa”, contradiciendo así al gobernador Marcano y el balance del Ven911. 

“Buscan atentar y boicotear los importantes avances que el Gobierno Bolivariano ha conseguido dentro del nuevo sistema de producción, distribución y comercialización de combustibles en todo el país”, agregaron. Además, fueron desplegados equipos de Pdvsa para garantizar, “de manera inmediata y en tiempo récord, la restitución operacional de la infraestructura atacada y evitar la interrupción del servicio de distribución de combustible en esta importante región del país”. 

Derrame afectó al río Neverí

La noche del martes la empresa estatal Hidrocaribe, que presta el servicio de agua potable y saneamiento a Anzoátegui, Nueva Esparta y Sucre, informó mediante un comunicado en redes sociales sobre la paralización “de emergencia” de la Planta Potabilizadora José Antonio Anzoátegui, en Barcelona, para resguardar la operatividad de los equipos y unidades de procesos, tras la explosión del poliducto.

Según Hidrocaribe, el incidente ocurrido con la tubería de Pdvsa en Naricual generó un derrame de combustible que afectó al río Neverí, cuyas aguas son tratadas en la potabilizadora de Barcelona por la hidrológica para abastecer a cuatro municipios: Simón Bolívar, Sotillo, Guanta y Urbaneja, al norte de la entidad federal. 

“El equipo de HidroCaribe en sinergia con la Gobernación del estado Anzoátegui, los Cuerpos de seguridad y funcionarios de Protección Civil, están efectuando los correctivos necesarios para activar el área de captación de agua cruda de la planta, a fin de solventar la situación a la brevedad posible. Seguiremos informando”, se lee en el comunicado.

Hasta la tarde de este miércoles no ha habido un nuevo pronunciamiento por parte de la compañía. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.