Cliver Alcalá Cordones. (Foto archivo)

Clíver Alcalá Cordones, un mayor general retirado del Ejército, ha lanzado un ultimátum al gobierno de Nicolás Maduro por la reciente persecución contra militares retirados y activos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). En una carta divulgada este sábado en sus redes sociales ha responsabilizado al presidente de Venezuela del malestar en las filas castrenses.

“En estas circunstancias, donde los militares consideran el liderazgo civil incapaz de hacer frente a las arbitrariedades del gobierno, aumenta la motivación para ellos mismos imponer la razón y alzar la voz ante la desviación de las funciones gubernamentales”, dice el pronunciamiento, difundido por El País de España

Al inquietante panorama se ha sumado el arresto del mayor retirado Miguel Rodríguez Torres, exministro de Interior y Justicia y exjefe de inteligencia del chavismo, el pasado martes en una conferencia en el hotel President de Caracas.

Alcalá Cordones, que se declara chavista, ha visto en estas detenciones una peligrosa etapa en el país. “Con la acción miserable, sin fundamento, cruel e inmoral del presidente Maduro, se inaugura una etapa de agresión inmisericorde a oficiales subalternos, oficiales superiores, oficiales generales, tropas alistadas, clases y soldados”, explica. Hasta ahora es difícil calcular el alcance de la influencia de este mayor general retirado en la FANB, pero fue jefe de la Red de Defensa Integral (REDI) en la región Guayana (sur venezolano) y uno de los hombres de alta confianza del expresidente Hugo Chávez.

La disidencia del chavismo había sido intocable hasta hace un año por Maduro. Tras la instauración de la progubernamental Asamblea Nacional Constituyente y el creciente descontento de exaltos cargo del oficialismo, el régimen ha comenzado una persecución contra sus antiguos aliados. El canibalismo ha empezado en la estatal Petróleos de Venezuela, la principal industria del país, y se ha extendido hasta el ámbito militar.

Rodríguez Torres, separado del Gobierno en 2014, ahora es señalado como el cabecilla de un complot para destronar a Maduro. Por esta conspiración ya han encarcelado a nueve militares y degradado a 24 oficiales del Ejército hace una semana, según la ONG Control Ciudadano. El oficial Igbert Marín Chaparro, comandante del Batallón de Ingeniería Motorizada Juan Pablo Ayala, y el teniente coronel Eric Peña Romero, administrador del hospital militar de Caracas, destacan como algunos de los detenidos en esta embestida.

Según fuentes vinculadas a la FANB, en la lista de exaltos mandos del Ejércitos relacionados con una posible conspiración se encuentra Alcalá Cordones. Su localización es desconocida por ahora.

Lea el trabajo completo en Clíver Alcalá Cordones reta a Maduro

 

A continuación el texto íntegro difundido por Alcalá Cordones en redes sociales

Yo, Clíver Antonio Alcalá Cordones, mayor general (Ejército) en la honrosa situación de retiro, me dirijo al país para exigir pública y notoriamente al señor presidente de la República y jefe del Estado, ciudadano, Nicolás Maduro Moros, en su condición de comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional (FANB), que respete todas las garantías de acatamiento al ordenamiento Legal vigente, tanto en el ámbito militar, como en el orden ciudadano, según lo establecido en la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Hoy mis compañeros de uniforme, los ciudadanos venezolanos y todas las naciones presenciamos una reiterada violación a la Constitución, que es el pacto social de paz y convivencia establecido por el espíritu democrático de los venezolanos.

Recientemente, nuestro compañero de armas, el mayor general del Ejército Miguel Eduardo Rodríguez Torres, ha sido detenido de manera subrepticia, por autoridades policiales de origen incierto y por mandato irregular y arbitrario, e incluso amenazando la seguridad personal de quien es y siempre será, un Oficial General, de nuestro Ejército Nacional.

Ante esta situación, no podemos ser pasivos, mucho menos silentes, y es por ello que en mi condición de oficial general del ejército, exijo en nombre de todos los miembros de la FANB, sea cual sea su condición, un trato digno y justo a oficiales superiores que hasta hace poco desempeñaban la honorable condición de comandantes de unidades tácticas de nuestro ejército y que hoy se encuentran recluidos en recintos penales que no cuentan con las condiciones de procesamiento adecuadas, condiciones de las que no escapan un gran número de ciudadanos venezolanos en la actualidad.

Sea usted responsable presidente Nicolás Maduro, como comandante en jefe de la FANB, condición transitoria y que solo ostenta en el ejercicio de la presidencia, a diferencia de nosotros, los oficiales generales, superiores y subalternos, que conservamos nuestra condición militar en todo momento y lugar, sea responsable de la acción judicial que se intenta contra el mayor general Miguel Rodríguez Torres y los Oficiales recientemente detenidos de la FANB, y procure que estén bajo la tutela y efectiva vigilancia de todos los integrantes del ámbito militar y de la Constitución Nacional.

El compromiso con Bolívar, con el movimiento popular del 4F y con los ciudadanos que no han alcanzado en los últimos años el grado de felicidad esperado, pero sí de miseria y tristeza, nos recuerda el papel de los hombres de uniforme como agentes defensores de la nación.

En estas circunstancias, en la que los militares consideran el liderazgo civil incapaz de hacer frente a las arbitrariedades del gobierno, aumenta la motivación para ellos mismos imponer la razón y alzar la voz ante la desviación de las funciones gubernamentales.

Conforme a esta exigencia, y en defensa de nuestra Constitución, la mejor del mundo ¡Me declaro custodio de la vida, la seguridad y el proceso judicial que quiera instaurarse, de ser el caso, en contra de nuestros compañeros de armas!

Lee más:

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.