Una "piscina verde" abunda en la avenida Margarita de Las Casitas. (Foto: Francis Lozada.)
COMPARTE

“Ya con el olor sabrá cuál es nuestro problema” eran las primeras palabras del señor Nicolàs Leal, residente en el sector de Las Casitas en el municipio Los Guayos; donde informó que dicha zona lleva más de 4 meses viviendo entre cloacas, debido a que el colector principal encargado de recibir las aguas residuales no realiza su funcionamiento correctamente desde el mes de noviembre del año pasado.

Los habitantes comentaron que 9 bocas de visitas que se encuentran dentro de este urbanismos se localizan abarrotados de aguas negras y además acotaron que no pueden usar las tuberías de sus hogares, ya que estas se hallan contaminadas de estas aguas sucias.

La avenida Margarita en la manzana E-1 de Las Casitas se ha convertido en un riachuelo de cloacas, en ella se concentra la mayor problemática, el mal olor y proliferación de enfermedades son las principales consecuencias de este desbordamiento.

Sandra Acosta vive frente a esta “piscina verde”, como muchos de la zona lo llaman; el cual a ella y a sus hijos les ha traído problemas respiratorios, sin dejar a un lado el gasto económico que debe hacer al comprar diariamente botellones de agua potable para el consumo humano y doméstico.

El recorrido no llegó hasta ahí; los vecinos de Piedras Negras, urbanización aledaña a Las Casitas perteneciente a la misma municipalidad, se repite la misma historia.

Los residentes de Piedras Negras optaron por romper sus aceras para que las aguas negras se esparcieran hacia la calle, de lo contrario saldrían por las tuberías principales de sus hogares. Este desborde de cloacas está presente desde hace un año, los vecinos han realizado constantes denuncias a a la empresa Hidrológica del Centro (Hidrocentro) sin obtener respuesta alguna.

Uno de las casas más afectadas es la número 32-21, debido a la inclinación de esta avenida, todas las aguas residuales provenientes de la Urbanización Piedras Negras, caen en el interior de esta residencia. Su dueña, Minny Rodríguez destacó que desde hace 12 meses no ha podido reutilizar su bomba de agua ya que solo succiona excremento.

Señaló además que en febrero envió una carta de denuncia a Hidrocentro para notificarle sobre el problema de las cloacas; donde le indicaron que le enviarían una cuadrilla de atención para la solución de este inconveniente. “Después de un mes, aun sigo esperando por Hidrocentro” añadió.

Este caso se repite en 8 viviendas restantes; viven entre el mal olor, la ausencia de agua apta para su consumo y la alta proliferación de enfermedades por la aglomeración de aguas negras.

EL PROBLEMA

Los afectados informaron que el colector de aguas residuales principal, ubicado en el sector de El Roble se encuentra colapsado, es por ello, que para las zonas de Las Casitas y Piedras Negras existe un mal funcionamiento de las cloacas, desbordándose por todas las zonas residenciales y las principales tuberías de los hogares. Los tubos matrices al parecer no poseen un tamaño acorde a la población existente, es por ello que la causa principal de este mal funcionamiento sea su estructura.

Los que viven y sufren a diario este mal en Las Casitas y Piedras Negras solicitan a la alcaldía de Los Guayos y a Hidrocentro la debida solución, ya que para algunos se ha convertido en algo “normal” o “rutinario” debido al tiempo que pasa y no reciben la atención pertinente.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.