(Foto: Kevin Arteaga)

La distribución de las bolsas de comida de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) continúa siendo un crisol de corrupción en los sectores populares de Carabobo. Belkis Benítez, habitante del sector I de la comunidad Terrazas La Estancia, municipio Libertador, denunció que de las 145 familias que allí viven, solo 126 son beneficiadas.

Benítez, junto a los afectados, acudió ante diversas instancias como la sala situacional de los CLAP en la entidad, el Ministerio de las Comunas, la alcaldía de Libertador y Fundacomunal, para solicitar que se realice una auditoria al consejo comunal de Terrazas La Estancia. “Desconocemos cuál es el censo real que ellos pasaron a las instituciones, así como la cantidad exacta de bolsas que llegan”.

Esta es la segunda denuncia que realiza en torno a la distribución de alimentos en su comunidad, explicó. La primera tuvo lugar luego de que Robert Díaz, encargado municipal de los CLAP, le informara que había recibido por parte de los voceros del consejo comunal, encabezado por Kresmer Pineda, un censo de 199 familias: 54 más de las que realmente habitan en este sector.

Solo queremos que se nos dé la información correspondiente, tal como lo estipula la Ley de los Consejos Comunales, sostuvo Benítez, quien también hizo un llamado a las autoridades a que se dirijan hasta Terrazas La Estancia y realicen el censo correspondiente que permita determinar cuántos reciben las bolsas de comida. “A muchos les quitaron las bolsas sin explicación”.

Benítez denunció ante la policía municipal a los voceros del consejo comunal, quienes presuntamente la amenazaron. (Foto: Kevin Arteaga)

Al parecer, en esta comunidad no solo hay hechos irregulares con los CLAP, sino también con otras misiones sociales promovidas por el Estado. “Todos los vecinos fuimos testigos de cuando llegó Barrio Nuevo, Barrio Tricolor. Pero esos camiones fueron llevados directamente a la casa de Kresmer Pineda”, señaló. Para este caso también solicitaron que se realice una auditoria, ya que presuntamente nunca se materializó la ayuda.

Belkis Benítez teme por su vida ya que, desde hace aproximadamente dos años, ha recibido una serie de amenazas en su contra por parte de Pineda y otros voceros del consejo comunal, entre los que nombró a Kennedy Zambrano, Neobelina Hernández, los hermanos William y Wilfredo Ramírez, y Manuel Padilla. No estoy de acuerdo con que me persigan por aplicar la contraloría social. Hago responsables a estas personas por cualquier cosa que me pase a mí o a mi familia, dijo.

En 2015 denunció ante las fiscalías del Ministerio Público (MP) correspondientes el presunto acoso en su contra, pero el caso no avanzó. Debido a que en los últimos meses la situación empeoró, este lunes acudió al despacho de la Policía Municipal de Libertador para realizar una denuncia formal en contra de los seis ciudadanos, ya que a su juicio, ha sido víctima amedrentamiento, lo que le generó daño moral y psicológico. “Cada vez que se hacen las asambleas vulneran mi derecho a la participación, me insultan y difaman mi nombre”.

Según sus declaraciones, ella solo desea rescatar la comunidad de Terrazas La Estancia del actual consejo comunal, quienes luego de dos años de gestión no lograron aportar algún beneficio. Expuso que las calles de Terrazas La Estancia se encuentran deterioradas por completo y las avenidas carecen de alumbrado público.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.