Foto cortesía

Honda consternación causó en Valencia la muerte del ingeniero Rafael Salama Mayaudón, víctima de una afección respiratoria que le estaba siendo atendida en el Centro Médico Guerra Méndez.

Nacido en Caracas hace 66 años, el ingeniero Salama se radicó en la capital de Carabobo, donde destacó en el área de la construcción, que fue su pasión. Su más reciente trabajo estuvo en el equipo que levantó el C.C. Los Jarales.

Fue un amante de deportes como el tenis y el golf, además de la pesca, de la cual era un apasionado.

Le sobreviven su esposa, Corina Bello de Salama, sus hijos María Corina, Isaac y Rosana, quienes se encuentran en Estados Unidos, donde acaba de nacer uno de sus nietos. Sus hermanos son María Eugenia, Elisa, Rosana, Mercedes y Luis Manuel Salama.

El licenciado Eduardo Alemán, director de El Carabobeño; su esposa, Diana VanDerMeer de Alemán, sus hijos Daniel Alberto, Diana Andrea
Eduardo Enrique y Fabiana, envían su más sentida palabra de condolencia, en nombre propio y de El Carabobeño a la familia Salama Bello.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.