LIM-06 LIMA (PERÚ), 12/4/2018.- Miembros de grupos sociales, que participan en la XI Cumbre de los Pueblos, protestan hoy, 12 de abril de 2018, en Campo Marte, en Lima (Perú). El evento, alterno a la VIII Cumbre de las Américas que tendrá lugar en la capital peruana los días 13 y 14 de abril, se lleva a cabo en la capital peruana. EFE / Paul Vallejos.

Los representantes sindicales y civiles de América que participan en la Cumbre de los Pueblos, reafirmaron hoy su apoyo “inquebrantable” y solidaridad con los Gobiernos de Venezuela y de Cuba, según recoge la declaración preliminar de esta reunión alternativa a VIII Cumbre de las Américas.

“Reafirmamos nuestra inquebrantable solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela y condenamos enérgicamente la agresión imperialista, la guerra económica y el acoso político contra la Venezuela Bolivariana”, se expresa en el documento al que tuvo acceso Efe.

Además, los participantes de países de la región como Chile, Argentina, Venezuela, Costa Rica, Cuba y Perú, exigieron también “el cese de las sanciones ilegítimas y unilaterales contra el pueblo bolivariano” y “la no injerencia en las próximas elecciones (presidenciales) del 20 de mayo y el respeto a la soberanía y autodeterminación de nuestros pueblos”.

Sobre la situación política cubana, en la declaración se exige “el fin del criminal bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos contra Cuba, tal como lo exige en forma contundente la Asamblea General de Naciones Unidas”, además de “la devolución inmediata del territorio ilegalmente ocupado por la base militar estadounidense en Guantánamo”.

Al menos cuatrocientos representantes discutieron este miércoles y jueves los principales problemas que, según dijo a Efe Iris Fernández, organizadora del encuentro, vienen aquejando la región como “la avanzada fundamentalista religiosa, las políticas extractivistas y la utilización de los sistemas de justicia como instrumentos de persecución política contra líderes progresistas de América Latina”.

En otro momento, la declaración rechaza también la reanimación de negociaciones para nuevos Tratados de Libre Comercio (TLCs), así como “la precarización y desregulación del empleo”.

La Cumbre de los Pueblos ha sido señalada por sus organizadores como “una recarga de energía para la lucha frontal contra las fuerzas del neoconservadurismo de las élites entreguistas”.

“Con la presencia de los sindicatos, grupos organizados de campesinos, indígenas, feministas, obreros de todos los pueblos, queda demostrado que esta cumbre sí representa lo que el pueblo piensa y siente”, aseguró Fernández, líder también de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP).

En esa línea expresó que la Cumbre de las Américas “no tiene nada que decir sobre gobernabilidad, anticorrupción, porque los presidentes presentes son los que precisamente gobiernan a las espaldas de los pueblos”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.