Dimite el contralor de Ecuador, preso desde abril por un caso de corrupción
La Contraloría General del Estado de Ecuador designó a una nueva autoridad al frente del organismo de control, por la previsible ausencia de su titular, Pablo Celi, quien se encuentra en prisión preventiva desde el mes de abril / Foto: EFE

El contralor (juez de cuentas) general del Estado ecuatoriano, Pablo Celi, quien desde abril pasado se encuentra en una cárcel de Quito por un caso de supuesta delincuencia organizada atada a una trama de corrupción, dimitió este lunes de su cargo.

En una carta dirigida a la presidenta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), Sofía Almeida, Celi señaló que su decisión busca proteger el “funcionamiento de la Contraloría”, ya que él permanece en la cárcel y no puede ejercer plenamente sus funciones.

La dimisión de Celi ante la Cpccs, órgano nominador de su cargo, se dio en un momento en que en la Asamblea Nacional (Parlamento) se tramita, de forma paralela, un juicio político de censura en su contra por las supuestas irregularidades cometidas en el desempeño del puesto.

Celi se encuentra en la “Cárcel 4” de Quito, donde cumple una orden de prisión preventiva, con fines de investigación, por presunta “delincuencia organizada” y su participación en un caso de corrupción en la empresa petrolera estatal Petroecuador, con implicaciones en Estados Unidos.

Implicaciones y sobornos

La Fiscalía General del Estado, que investiga el caso, ha apuntado a posibles implicaciones de Celi en la eliminación ilegal de glosas en favor de empresas que, aparentemente, pagaban abundantes sumas de dinero para desvanecer irregularidades.

El pasado 23 de mayo, José Augusto Briones, quien se desempeñó en 2018 como secretario de la Presidencia del Gobierno del entonces presidente Lenín Moreno y que estaba imputado en este caso, apareció muerto en la misma cárcel en la que está Celi.

Además, de Celi y Augusto Briones, el caso denominado “Las Torres” también involucra a un hermano del excontralor, Esteban.

Este proceso tuvo su origen en Estados Unidos, donde un primo de Celi, José Raúl de la Torre, y el también ecuatoriano Roberto Barrera estaban investigados por el delito de lavado de activos.

De la Torre fungía como funcionario de Petroecuador cuando quedó detenido en junio de 2019 en EE.UU. por ingresar con 250 mil dólares en efectivo y confesó, entonces, sobre una red de sobornos en la que se exigía dinero a cambio de contratos con el Estado. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.