(Foto José López)

Para la diputada Deyalitza Aray de la Asamblea Nacional, la destrucción de Venezuela ha sido tan severa, que ha tocado todas las áreas del país. Tal es el caso de Dianca, Diques y Astilleros Nacionales C.A., hoy convertida en depósito de chatarra naval.

Este deterioro se refleja desde el sistema productivo nacional, Pdvsa, las empresas básicas y no podía quedarse por fuera la industria naval, declaró para El Carabobeño.

“Vemos con mucha preocupación cómo una empresa como Dianca, creada en 1905 en el municipio Puerto Cabello, estado Carabobo, pasó de ser una empresa histórica para la construcción, rehabilitación, modificación, reparación de buques y remolcadores con una tradición de más de cien años de Venezuela, y hoy está simplemente convertida en una suerte de depósito de chatarra naval”, denunció.

La parlamentaria carabobeña comenta que por Dianca hoy en día pasan los barcos y embarcaciones de muchas de las empresas expropiadas en el país, como el caso de Conferry con su barco Cacica Isabel, anclado en estos muelles de Bolipuerto para su reparación. No obstante, sus costos no pueden ser asumidos, por lo que se quedan allí y se van hundiendo por falta de mantenimiento y sin ningún tipo de inversión.

10 meses después el Cacica Isabel se hundió

Este miércoles 25 de noviembre del año en curso se conoció que, el Ferry Cacica Isabel, una de las naves más emblemáticas de Conferry, se hundió en muelles de Bolipuertos en Puerto Cabello, en donde se encontraba desde hace 10 meses. Las reacciones por las redes sociales no se hicieron esperar.

“Como todo lo que este gobierno expropia, quedó convertido en ruinas. Una empresa que llegó a tener una flota de 13 embarcaciones, hoy solo cuenta con un inventario de chatarra”, sostuvo el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Anzoátegui, diputado Richard Arteaga en una nota de prensa.

El Cacica Isabel estuvo operativo hasta el 15 de junio del 2016, dejando a los habitantes del estado Nueva Esparta prácticamente incomunicados sin poder contar de manera oportuna con los alimentos y productos que llegaban a la Isla desde tierra firme.

“Este gobierno es tan descarado que en el año 2014 tumbaron completamente el terminal de ferry de Puerto La Cruz y hasta la fecha no lo han culminado, nadie responde por el daño causado, tan solo 2 años antes, en el 2012 se habían remodelado los baños, sala de espera y otras áreas”, detalló el también dirigente de Voluntad Popular.

1.100 trabajadores activos y 450 jubilados

La diputada a la Asamblea Nacional por el estado Carabobo advierte que llama poderosamente la atención cómo Dianca, la cual aún conserva 1.100 trabajadores activos y 450 jubilados, simplemente ha quedado para desmantelar las chatarras en las que se convierten las embarcaciones que quedan allí en sus muelles olvidadas, para ser presuntamente vendidas como tal.

“Ahora el actual presidente de Dianca las coloca de manera vergonzosa para decorar las instalaciones de la empresa, dando cuentas de su franco deterioro”, refirió.

Solicitará ante al AN una investigación

La diputada Aray cree que ya es tiempo de exigir la verdad, que se investigue para saber, a ciencia cierta, qué es lo que está pasando con Dianca.

“Porque al parecer, ya no les interesa repotenciar y construir. Porque el negocio está en: primero en mandar a reparar las instalaciones en otros astilleros en otros países, como lo hemos visto que se han hecho anuncios en convenios con Argentina, China, Brasil, Rusia, Cuba y dejan de invertir en la industria venezolana”.

Por otro lado, la parlamentaria de Proyecto Venezuela en Carabobo deduce que esto se debe quizás a que la idea es que no existan remolcadores nacionales. “Sino que, por lo contrario, los contratos, pagos y cobros son en dólares”.

“Todos los venezolanos tenemos derecho a saber qué ha pasado con toda esa cantidad de buques y tanqueros, que vemos cómo en el recorrido de todos estos años de revolución se ha venido anunciando a través de las distintas autoridades y no hay señales de la existencia de estas embarcaciones y mucho menos de su operatividad”.

Pesquero “Simón Bolívar” otro fracaso

Tenemos por ejemplo el caso del barco pesquero “Simón Bolívar”, que ciertamente fue celebrado con bombos y platillos por el difunto presidente Hugo Chávez y que le costó unos 75 millones de dólares al país provisto de tecnología alemana, comprado en Rusia y revendidos por Cuba, recordó.

“Este hoy, desafortunadamente no cumple funciones operativas. Sabemos que estuvo un tiempo en Ecuador por el cual se pagaron 50 mil dólares de estacionamiento, y hoy yace en las instalaciones de Dianca hundiéndose, sin ningún tipo de operatividad”.

La diputada, miembro del Bloque por la Concertación por Venezuela en la AN, sostiene que cosas como estas y muchas más, de las que propios y extraños se dan cuenta y hasta han sido testigos del declive y deterioro de esta empresa, “nos obliga a exigir una exhaustiva investigación, que a través de la Asamblea Nacional para pedir la verificación del estatus actual de Dianca”.

Se deberá demandar respuesta a sus autoridades para saber qué paso por ejemplo con el compromiso de que para el 2019 Dianca iba a presentar el primer barco de fibra de vidrio, la repotenciación de toda la industria, tal como lo anunció su actual presidente, vicealmirante Franklin Zeltzer Malpica y que hasta la fecha nada se ha visto de esa inversión.

De manera que, es imperante que los casos de corrupción, mal manejo y de situaciones de empresas que son fundamentales para el desarrollo de Venezuela y cuyo destrucción se intensifica por el llamado socialismo del siglo XXI, sean oportunamente investigados y den respuestas a todos los venezolanos, resumió la diputada Deyalitza Aray.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.