COMPARTE

También llamados códices, estos libros hacen referencia a los apóstoles Santiago, Pedro y Juan. Además, entre sus páginas se encuentra el primer retrato de Jesucristo.

Los textos, que constan de láminas de plomo unidas por anillos de metal, fueron encontrados en Cisjordania en 2006 y anunciados públicamente en 2011. Pero muchos los consideraban falsos.

Ahora, los investigadores Roger Webb y Chris Jeynes, de la Universidad de Surrey, en Reino Unido, han presentado una serie de pruebas que indican con “evidencia muy sólida” que los objetos datan de alrededor de 2 mil años. Esto los convierte en los únicos y más antiguos documentos hebreo-cristianos.

David Elkington, el académico que anunció el hallazgo en 2011, había dicho que este podría ser el mayor descubrimiento de la historia cristiana si se comprobaba su autenticidad.

Los documentos se conservan en el Departamento de Antigüedades de Amán, la capital de Jordania.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.