Denuncian muerte de dos pacientes renales por falta de gasolina para dializarse
Foto Rosimar Sánchez

El drama de los enfermos crónicos crece cada día. Dos pacientes renales fallecieron en las últimas semanas tras no poder llegar a los centros de diálisis, debido a la falta de combustible que se registra en la entidad carabobeña.

Mario de Sousa, paciente renal, informó que dos de sus compañeros residentes de Guacara y Naguanagua murieron a causa de un infarto e insuficiencia respiratoria, respectivamente, por la imposibilidad de cumplir el tratamiento de diálisis al no tener gasolina en sus vehículos para trasladarse.

“Al nosotros no podernos dializar hay una retención de líquido en todo el cuerpo y eso se aloja en los pulmones y entonces viene una deficiencia respiratoria o un paro cardíaco. Nosotros necesitamos nuestras tres o cuatro horas de diálisis, tres veces a la semana; si no contamos con la gasolina para llegar al sitio pues evidentemente vamos a fallecer todos los pacientes renales”.

La petición fue clara. Sousa, junto a un grupo de pacientes, consignó este lunes un documento ante la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Carabobo para exigir les sea asignada una estación de servicio donde puedan surtir de combustible sus vehículos sin exponerse a largas filas.

Los pacientes denunciaron que en la estación de servicio Guaparo, designada para surtir al sector salud, la corrupción y la mafia están a la luz del día.

“La cola para llenar es catastrófica. Ahorita se volvió una mafia y un contrabando de gasolina, venden los puestos y es imposible echar a menos que uno lleve un billete verde”, expresó Freddy Rojas, familiar de un paciente, quien aseguró que desde el estado de alarma por COVID-19 decretado hace 10 semanas solo ha podido surtir su vehículo una vez.

“Si no buscamos al personal de salud, no nos dializan”

La falta de combustible no solo afecta a los enfermos, también el personal de salud se ve perjudicado. 

Carlos Rodríguez, paciente renal, vive en Naguanagua y antes de que salga el sol hace un recorrido para buscar en sus casas a médicos y enfermeras, dejarlos en sus puestos de trabajo y devolverlos a sus hogares cuando finaliza el turno.

Tienen que ingeniárselas para conseguir la gasolina, porque si no le hacen el transporte al equipo médico no los pueden dializar. “A las enfermeras las llevo yo porque de eso depende mi vida y mi salud”.

Los pacientes agregaron que tras las fallas en el suministro de agua y energía eléctrica tienen que reunir entre todos el gasoil necesario para el arranque de las plantas eléctricas y la gasolina requerida para bombear el agua de los cisternas a los centros de diálisis.

Ruta del Riñón

De Sousa indicó que son aproximadamente 300 pacientes renales afectados por la falta de combustible. De 800 personas con esa condición atendidas en los siete centros de diálisis en el estado, solo 500 se benefician con la Ruta del Riñón dispuesta por la gobernación y alcaldías. “Esto ocurre porque el transporte no está organizado por sectores. Hay pacientes que viven en Guacara pero se dializan en Naguanagua, así como hay gente que vive en Naguanagua y se dializa en la avenida Las Ferias lo que hace más complicado el traslado”.

Freddy Rojas, familiar de un paciente, consideró que este sistema de transporte no es útil para todos puesto que el primer turno para dializarse en cualquier centro inicia a las 6:00 de la mañana y la ruta pasa a las 8:00 de la mañana, lo que significa que si la persona tiene cita en el primer turno va a perder su cupo.

Los pacientes renales precisaron que además de la ZODIi, consignaron documentos petitorios en Insalud y en el Fuerte Paramacay de la 41 Brigada Blindada, pero no han obtenido respuesta efectiva.

Foto Rosimar Sánchez

Lee también: Se mantiene la restricción en Carabobo: combustible únicamente para sectores priorizados durante la cuarentena




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.