(Foto Armando Díaz)

Unos trabajadores viajaban en la parte trasera de un camión 350, cuando el chofer del vehículo perdió el control y chocó.

El accidente dejó dos muertos. Uno de esos era el hijo de María Rodríguez, quien lloraba su muerte en la Morgue de Valencia, a la espera de la entrega del cuerpo de su familiar, quien presentó múltiples contusiones.

El siniestro ocurrió antes del puente de Los Samanes, a las 12:00 p.m. Venían de El Prado, donde viviían unos compañeros. De ahí irían a Los Cardones, municipio Libertador, lugar de residencia del fallecido, José Gabriel Pinto, de 25 años, de su esposa y la hija de tres años.

Pinto trabajaba en el periférico en una fábrica de oxígeno, dijo su madre.  Tenía seis años en la empresa. Fue su primer y último trabajo, donde llegó a desempeñarse como jefe de rampa y se encargaba del llenado de las bombonas”.

Otros familiares que prefirieron no identificarse, aseguraron que el conductor estaba en estado de ebriedad y excedió los límites de velocidad, por lo que se estrellaron contra un árbol que fue cortado de raíz. En en la parte trasera viajaban cinco personas, entre ellas Gustavo Arroyo, de 34 años, el segundo fallecido.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.