el enviado especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams. (Twitter)

El Gobierno de Estados Unidos confirmó hoy que mantuvo “conversaciones” con las autoridades españolas sobre la posibilidad de que España acogiera a funcionarios venezolanos que decidieran desertar y abandonar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En una rueda de prensa, el enviado especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, corroboró la existencia de esas “conversaciones”, que ya había desvelado este martes el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, durante una entrevista con la cadena SER.

“Hemos tenido -afirmó Abrams- algunas conversaciones con España, pero yo no diría que nosotros hemos hecho una petición, y ellos han dado una respuesta. Definitivamente hemos tenido conversaciones, las hemos tenido con ellos (España) y con un par de otros lugares”.

Esta versión coincide con la ofrecida por Borrell, quien aseguró que “el planteamiento no se concretó en nada” y que, de precisarse, el Gobierno español la estudiaría.

Preguntado sobre qué otras dos naciones han dialogado con Washington a este respecto, Abrams no ofreció detalles y se limitó a contestar: “No voy a responder porque no ha sido hecho público, como ha ocurrido en el caso de España”, dijo.

El objetivo de esas conversaciones, explicó el diplomático, es anticipar un escenario que “puede ocurrir”, en el que algunos funcionarios decidan abandonar a Maduro para facilitar una “transición” en reconocimiento del líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

“Quizás prefieran irse a Cuba o Rusia, pero hay otros lugares, y por eso, estas son conversaciones que continuaremos teniendo”, subrayó.

Según explicó Borrell, él mismo conversó sobre el tema con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump.

Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer como presidente a Guaidó, quien el 23 de enero invocó la Constitución para reclamar que, como jefe del Parlamento, debía asumir la jefatura del Estado al considerar ilegítima la toma de posesión de Maduro como fruto de unos comicios cuestionados por la comunidad internacional.

España es uno de los países de la Unión Europea (UE) que han reconocido a Guaidó como presidente interino. De los 28 Estados miembros, no lo han hecho Italia, Grecia, Eslovaquia y Chipre.

Preguntado por Efe, Abrams recordó que cuando él era el máximo responsable de Latinoamérica en el Departamento de Estado, entre 1985 y 1989, ya abordó situaciones similares con Felipe González, entonces presidente del Gobierno de España (1982-1996).

“Este es un viejo debate, cuando era subsecretario de Estado de EE.UU. para Latinoamérica y había muchos regímenes militares, la pregunta de qué hacer con los dictadores apareció y fue, de hecho, Felipe González, quien era primer ministro por ese entonces el que, en ese momento, dijo que quizás España podía ayudar, tomando a alguna de esa gente”, recordó Abrams.EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.