Foto: @sscnapoli

El Nápoles se clasificó este martes para los octavos de final de la Liga de Campeones al doblegar por 4-0 al Genk en el estadio San Paolo y al acabar segundo el grupo E, detrás del Liverpool, vigente campeón de Europa, en un momento difícil por el posible adiós del técnico Carlo Ancelotti.

Un triplete del polaco Arkadiusz Milik en la primera mitad y un penalti transformado por el belga Dries Mertens devolvieron la victoria a un Nápoles en profunda crisis, que llevaba nueve partidos sin ganar entre todas las competiciones.

Se partido jugó en el silencio de un San Paolo con apenas 25.000 espectadores que no alentaron a sus futbolistas, enfadados por la interminable racha de resultados negativos, pero el Nápoles dio una respuesta contundente en ataque y se colocó por delante 3-0 tras apenas 37 minutos con un triplete de Milik.

Un grave fallo en el minuto 3 del meta del Genk, el belga Marten Vandevoordt, el más joven cancerbero debutante de la historia de la Liga de Campeones, ofreció a Milik el balón del 1-0 después de que el senegalés Kalidou Koulibaly ya sacudiera el larguero con un cabezazo.

El delantero polaco, que regresaba este martes tras estar de baja varias semanas por un problema en los abdominales, amplió distancias en el minuto 25 al empujar un centro de Giovanni Di Lorenzo y completó su triplete antes del descanso al transformar un penalti sobre el español José Callejón.

Si los hombres de Ancelotti estuvieron brillantes en ataque, a nivel defensivo cometieron graves distracciones y solo dos errores del nigeriano Patrick Onuachu, de 201 centímetros, perdonaron al portero Alex Meret antes del descanso.

Gestionó más el balón el Nápoles en la reanudación, en la que un nuevo penalti provocado por Callejón permitió a Mertens completar la goleada con el 4-0 definitivo, firmado de vaselina a quince minutos del final.

Tal y como ocurrió en la primera mitad, el Genk se acercó peligrosamente a la portería del meta Meret, pero a los hombres del técnico alemán Hannes Wolf les faltó pegada. Su mejor ocasión llegó con una gran jugada del rumano Ianis Hagi, pero el balón se estrelló contra un poste tras una serie de rechaces de la defensa local.

Apenas hubo un minuto de tiempo añadido en un estadio en el que los aficionados más que celebrar la victoria, se preguntaban qué pasaría al acabar el encuentro, pues la prensa italiana da por hecho el adiós de Ancelotti tras una temporada y media al frente del equipo napolitano.

Unas suposiciones alimentadas la víspera por el propio entrenador, quien reconoció que los técnicos “siempre deben tener las maletas listas” en todo momento.

– Ficha del partido:

4. Nápoles: Meret; Di Lorenzo, Koulibaly, Manolas, Mario Rui; Callejón (Llorente, m.78), Allan, Zielinski (Gaetano, m.72), Fabián; Milik (Lozano, m.78), Mertens.

0. Genk: Vandevoordt; Maehle, Dewaest, Lucumi, De Norre (Borges, m.82); Hrosovsky, Berge, Ito (Hagi, m.72); Samatta (Bongonda, m.63), Paintsil, Onuachu.

Goles: 1-0, m.3: Milik; 2-0, m.25: Milik; 3-0, m.37: Milik (penalti); 4-0, m.75: Mertens (penalti).

Árbitro: Cuneyt Cakir (TUR). Mostró cartulina amarilla a los locales Mario Rui (m.80) y Koulibaly (m.87), y a los visitantes Vandevoordt (m.38), De Norre (m.74) y Paintsil (m.89).

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta y última jornada del grupo E de la Liga de Campeones disputado en el estadio San Paolo de Nápoles ante cerca de 25.000 espectadores.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.