El Elche,
El delantero del Elche Fidel Chaves de la Torre, celebra su gol marcado ante el Atlético de Madrid.

El Elche, colista y ya descendido a Segunda, ha ruborizado al Atlético de Madrid (1-0), al que desaloja de la segunda plaza, tras un gran partido en el pudo haber obtenido una victoria, incluso, más amplia.

El conjunto de Diego Pablo Simeone nunca se sintió cómodo en el encuentro y en las contadas ocasiones de gol que tuvo su delantero Álvaro Morata no estuvo acertado ante Edgar Badía.

El gol ilicitano, obra de Fidel ya en el ocaso del primer acto, llegó tras un grave error del portero Grbic en una acción polémica. Lautaro Blanco introdujo el pie izquierdo dentro del terreno de juego al sacar de banda. El balón llegó al área y, tras el fallo en el despeje de Grbic, lo remató Fidel, que hizo el tanto. Ni el juez de linea ni el árbitro vieron la acción ilegal de Lautaro, y el VAR no la revisó.

El colista sorprendió al Atlético de salida con un planteamiento agresivo, atrevido y con varios jugadores permutando sus posiciones. El buen arranque ilicitano se transformó en varias llegadas de peligro al área del conjunto madrileño, sobre todo por la banda de Lautaro Blanco.

El Elche derrotó al Atlético de Madrid

La respuesta del Atlético al vértigo impuesto por el Elche fue contundente. Morata, de cabeza, estuvo cerca del gol, pero Badía se lo negó con una gran estirada. También Carrasco, en una acción individual, intentó interrumpir con un disparo de rosca el monólogo del Elche, dueño del balón y de la iniciativa en el juego.

Tras unos minutos de tregua, el Elche volvió a la carga en el tramo final de la primera parte. Boyé, en dos ocasiones, rozó el gol, como también Nteka, quien no acertó a conectar el disparo en una inmejorable posición para marcar.

El partido se abrió de forma inesperada en el minuto 41. Un polémico saque de banda de Lautaro Blanco, que lanzó el balón hacia el área con un pie dentro del campo, no fue despejado con contundencia por Grbic, lo que permitió a Fidel marcar a puerta vacía.

El Atlético intentó reaccionar con rabia al gol local y reclamó un posible penalti de Badía sobre Giménez, pero fue el Elche, por medio de Gumbau, el que estuvo a punto de nuevo de marcar, ya en la prolongación, con un disparo que salió rozando el poste.

Arrancó mejor

Tras el descanso, el Elche arrancó de nuevo mejor que el Atlético. El equipo ilicitano, mucho más intenso, estuvo cerca de ampliar el marcador en dos contragolpes que no llegaron a culminar Boyé y Nteka.

Simeone intentó dinamizar a su equipo, en el que no apareció Griezmann, con la entrada de Correa, Reguilón y Barrios.

El Atlético creció a través del control del balón y comenzó a tener presencia en el área del Elche. Morata tuvo la gran ocasión de empatar tras un pase de Griezmann, pero el portero le ganó la acción al atacante en el mano a mano.

El partido se abrió y Pere Milla, con un remate en plancha tras un contragolpe, tuvo en su cabeza el segundo tanto del Elche.

El conjunto ilicitano supo enfriar el tramo final del partido con los cambios y el Atlético, pese a la acumulación de efectivos en ataque, se fue desesperando ante su propia impotencia.

Pere Milla y Boyé pudieron ampliar la renta en los últimos minutos ante un rival sin ideas e impotente, que tuvo su última opción para sumar al menos un punto en un cabezazo desviado de Morata.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.