carvativir
(Foto: Kevin Arteaga González)

Una mezcla de hierbas y productos naturales. Eso es el Carvativir, de acuerdo a la Academia Nacional de Medicina de Venezuela. Sin embargo, el gobierno de Nicolás Maduro lo ha impulsado como unas “gotas milagrosas”, con presuntas propiedades antivirales, efectivas en el tratamiento contra la COVID-19. En medio de cuestionamientos y promoción, algunos deciden comprarlo mientras otros se mantienen a raya.

Este jueves 15 de abril las principales cadenas de farmacias privadas, como Farmatodo y Locatel, iniciaron la venta del Carvativir en sus tiendas de Carabobo. En los anaqueles se pueden observar las pequeñas botellas de plástico de color blanco, con letras azules, ofrecidas a un precio que va desde los 7.005.000 bolívares hasta 7.400.000, equivalentes a unos tres dólares en promedio.

El principio activo del Carvativir es el isotomol y el carvacol, substancias derivadas de aceites esenciales de plantas como el tomillo y el orégano. En un recorrido por cuatro tiendas de Locatel y Farmatodo, El Carabobeño constató que el producto ofrecido es producido por Insemed C.A. y patrocinado por la doctora Gloria Romero de González. En la posología se lee: “10 gotas de Carvativir administradas vía oral sublingual, cada cuatro horas, por al menos siete días”.

Una empleada de Locatel en norte de Valencia, que prefirió no ser identificada, confirmó que la venta inició el jueves y que, desde entonces, muchas personas se han acercado a preguntar por la disponibilidad y precio de las gotas, aunque no todas concretaron la compra. “La empresa nos informó que solo podemos vender cuatro por persona, pero no nos explicaron la razón”, detalló.

Este viernes 16 de abril Esther Rosales, de 61 años, fue hasta la tienda Farmatodo de El Viñedo a  comprar su medicamento para la hipertensión. Cuando finalmente le tocó su turno, al llegar a la caja fue lo primero que pidió. Tras recibir la respuesta afirmativa sobre el medicina para regular su tensión arterial, enseguida preguntó: “¿Les llegaron las gotas del Carvitivir (sic) ese?”. Otras interrogantes vinieron después.

-¿Eso se toma como prevención? ¿Lo puedo tomar aunque no tenga el virus?

-Sí. Es un remedio natural, no tiene contraindicaciones.

-Entonces dame uno, por favor. También me voy a llevar el paquetico de 10 tapabocas.

(Foto cortesía)

En ese Farmatodo había suficiente disponibilidad del “antiviral de amplio espectro”, al menos hasta hoy. Su precio es de 7.400.000 por cada recipiente con 30 mililitros de contenido neto, que según la descripción sirve como “coadyuvante en el tratamiento de infecciones virales no específicas”.

Al ser consultada sobre su compra de Carvativir, Rosales respondió: “Ayer me avisaron por WhatsApp que había llegado a Valencia. Mientras no esté vacunada quiero mantenerme lo más protegida que pueda. Si dicen que esto controla el virus y es natural, lo voy a probar”.

En la cola frente a la caja en la misma tienda otros hacían bromas respecto al producto. “Ni que me regalen 10 frascos pruebo eso. Ellos (el gobierno) recomiendan esas cosas porque ya están vacunados”, sentenció Guillermo Aponte.

Esta semana la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, una vez más, alertó a la opinión pública sobre estos “tratamientos basados en mezcla de hierbas y productos naturales, denominadas Carvativir o ‘gotas milagrosas’, supuestamente avalados por ‘trabajos científicos’ venezolanos”.

Mediante un comunicado la academia manifestó no tener conocimiento de estudio alguno, publicado en revistas científicas de prestigio, que demuestre científicamente la efectividad de este u otro tratamiento natural para la enfermedad COVID-19, más aun, cuando además de ser un nuevo virus, no se tenía conocimiento ni experiencia en el manejo y tratamiento del mismo en Venezuela hasta antes del 13 de marzo de 2020, fecha de la aparición del virus en el país.

La institución científica respaldó las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las cuales exponen: “Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay evidencia científica definitiva e irrefutable de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad, advirtió además que no se consuman medicamentos que no estén aprobados contra la COVID-19”.

“Con base a lo expuesto, responsablemente, hacemos un llamado al gobierno nacional y a la población en general a no difundir información carente de sustento científico y a acatar las directrices emanadas de la OMS, ya que puede ser contraproducente en una situación de pandemia, el generar falsa sensación de seguridad en una población vulnerable, dado lo depauperado de la salud de los venezolanos”, puntualizó la academia.

(Foto cortesía)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.