Waleska Pérez (Twitter)

Valeska Pérez de Acosta, esposa del Capitán de la Armada Venezolana, Rafael Acosta Arévalo,  quien falleció en la madrugada de este sábado 29 de junio en El Hospitalito de Fuerte Tiuna, dijo que jamás pensó que podrían asesinar a una persona por estar en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

“Si he visto las torturas, pero jamás imaginé que iban a llegar a esto. A asesinar una persona por no estar de acuerdo con el régimen”, confesó.

Valeska Pérez de Acosta relató que el viernes 21 de junio se enteró de la situación de su esposo, por lo que al siguiente día lo dio como desaparecido y grabó un video que publicó en Twitter, en el que responsabilizó al régimen de lo que pudiera ocurrirle al Capitán de Corbeta. “Tuve comunicación con él al mediodía y ese fue la última vez que hablamos”. Ella asegura que fue por personas ajenas que se enteró que el Capitán había sido detenido por hombres encapuchados que portaban armas largas, funcionarios del Dgcim y el Sebin.

“Él me había dicho que iba a una reunión social en Guarenas y luego perdí la comunicación, le envié varios mensajes a su celular y nunca me contestó. Me angustié y comencé a hacer llamadas, y fueron unas personas ajenas a nosotros las que me dijeron que estaba detenido”, comentó a la periodista de NTN 24 Idania Chirinos.

Este viernes el capitán debería ser presentado ante los tribunales militares que están en Fuerte Tiuna. “Fue como a las 2:00 de la tarde que lo iban a presentar, pero la juez vio su estado de salud, en silla de ruedas y pidiendo auxilio, auxilio, auxilio a su abogado, por lo que la juez lo remitió al hospitalito en Fuerte Tiuna”.

Valeska viuda de Acosta resaltó que los familiares no lo pudieron ver y falleció a la una de la madrugada. “Me enteré como a las 10:00 de la mañana, porque me avisó el abogado. Nueve horas después”.

También apuntó que aún desconoce dónde está el cuerpo de su esposo. “Solo sé que murió. No sabemos en qué condiciones. Lo que sí sé es que recibió muchos golpes en la cabeza, por lo que estaba como estaba. No podía hablar ni valerse por sí mismo, por lo que anduvo en silla de ruedas. No podía levantar sus brazos ni hacer absolutamente nada”.

Pérez León sostiene que una de las razones por la cual su esposo fue detenido fue porque no estaba de acuerdo con la situación del país, como la mayoría de la población venezolana, por lo que tenía temor. “Mi esposo, en toda su carrera nunca conspiró. Fue un excelente militar, muy honrado, honesto, muy buen jefe, de lo que pueden dar testimonio sus amigos y compañeros, siempre apegado a a Constitución. Y era en las reuniones que comentaba que no estaba de acuerdo con lo que está sucediendo en Venezuela, que no hay democracia, que la integridad de la persona ya no vale nada”.

Pérez de Acosta dijo que seguirá luchando. “El nombre de mi esposo siempre ha estado en alto y así lo voy a mantener y su muerte no será en vano. Él no está pero voy a seguir yo, luchando por la democracia”, aseguró.

Entrevista completa:

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.