(Foto referencial)

La Fiscalía del Distrito judicial del Sur de la Florida (EEUU) formuló hoy cuatro cargos contra Frederik Barbieri, considerado uno de los mayores traficantes de armas de Brasil y reclamado en extradición por el Gobierno de ese país.

Según un comunicado de la Fiscalía, Barbieri, de 46 años y residente en el sureste del estado de Florida, comparecerá este martes a su primera audiencia desde su detención el pasado viernes, 24 de febrero, ante el juez Chris M. McAliley.

La Fiscalía y otros tres organismos del Estado de EE.UU. le acusan de conspiración para cometer delitos contra este país, entrega de armas de fuego a una empresa de flete sin notificación escrita de que el cargamento contenía armamento, contrabando de armas de fuego y accesorios desde EE.UU. a Brasil y exportación de armas y accesorios sin licencia para ello.

Desde 2013 a 2017 el brasileño, que era buscado desde hace doce años por la policía de su país, estuvo metido en una conspiración para exportar ilegalmente armas de fuego a Brasil sin licencia, señala el comunicado de la Fiscalía.

En ese periodo él y los otros conspiradores, que no son mencionados en el comunicado, compraron armas, accesorios y munición, a los que borraron los números de serie para después ocultarlos dentro de varios paquetes con el propósito de enviarlos por barco a Brasil, donde se proponían vender lo enviado.

La Fiscalía y los otros organismos estadounidenses que acompañan la acusación afirman que el 26 de mayo de 2017 Barbieri envió uno de los paquetes en los que se ocultaban armas y accesorios a Brasil sin haber obtenido primeramente una licencia de exportación y sin haber notificado a la compañía de fletes lo que contenía en realidad.

Si es hallado culpable y condenado, Barbieri se enfrenta a una pena máxima de cinco años de cárcel por los primeros dos delitos mencionados, a diez años por el tercero y a 20 años por el cuarto.

Las acusaciones fueron formuladas por Benjamin G. Greenberg, fiscal del distrito sur de Florida, así como por agentes especiales de ICE-HSI (agencia de Aduanas e Inmigración-Investigaciones del Departamento de Interior), de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) y de la oficina de Protección de Fronteras y Aduanas (CBP).

El Gobierno de Brasil pidió el sábado 24 de febrero a EE.UU. la extradición de Barbieri bajo la sospecha de dirigir una red que introducía armas de contrabando en Brasil para luego venderlas a bandas del narcotráfico.

Brasil pidió la extradición después de que Barbieri fuera detenido el viernes 23 de febrero por agentes del HSI, el cuerpo de investigación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. (ICE) en su casa en Fort Pierce, según indicó a Efe uno de los portavoces de esa agencia, Néstor Yglesias.

Sin embargo, la Fiscalía le considera residente en Port St. Lucie, localidad cercana a la anterior.

Las autoridades brasileñas estiman que Barbieri estaba en EE.UU. desde 2012 y aseguran que, una vez en territorio estadounidense, envió armas a Brasil tanto por vía marítima como aérea.

A la organización dirigida por Barbieri se atribuyó a fines del año pasado la intención de introducir en Brasil un cargamento de 60 fusiles automáticos, que fueron incautados en unos almacenes del aeropuerto internacional de Río de Janeiro.

En esa operación fueron detenidas nueve personas, entre las que estaba João Felipe Barbieri, uno de los hijos del presunto capo de la red.

De acuerdo a las autoridades de Río de Janeiro, el contrabando de armamentos es uno de los factores que incentiva la violencia en esa ciudad, cuya área de seguridad fue intervenida por el Gobierno del presidente Michel Temer este mismo mes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.