Foto EFE/JULIEN WARNAND

Un hombre radicalizado en prisión mató este martes en Lieja, al este de Bélgica, a tres personas, dos de ellas policías, antes de ser abatido.

Hasta el momento, lo que se sabe del incidente:

Las víctimas

Los tres muertos son dos policías de 45 y 53 años y un hombre de 22 años, que murió dentro de un vehículo aparcado, declaró la policía de Lieja.

Cuatro policías resultaron heridos en el tiroteo entre el atacante y las fuerzas del orden, dijo el comandante de la policía de Lieja.

La vida de uno de ellos estuvo en peligro debido a que su arteria femoral quedó seccionada, pero tras la operación su pronóstico mejoró.

Otro de los agentes heridos ya fue dado de alta.

Todos los alumnos del centro escolar que el atacante usó para cobijarse están sanos y salvos. El establecimiento permanecerá cerrado el miércoles y probablemente también el jueves. Los estudiantes recibirán asistencia psicológica.

El desarrollo de los hechos

Hacia las 10H30 (08H30 GMT), el individuo, “armado con un arma blanca”, “agredió por detrás” a dos agentes, a quienes profirió “varias cuchilladas” y tomó “sus armas de servicio”, explicó el fiscal belga Philippe Dulieu, en una rueda de prensa.

Tras haberse hecho con las armas de fuego, el atacante disparó y mató a ambas agentes, así como a un joven de 22 años que ocupaba el asiento de pasajero de un vehículo estacionado en las inmediaciones.

A continuación, penetró en el centro educativo Léonie de Waha, “donde tomó como rehén a una trabajadora”. Los policías abatieron al autor cuando salió de este centro disparando contra los agentes, precisó.

En el momento de la intervención de la policía, el asaltante salía abriendo fuego, logrando herir en las piernas a varios agentes antes de ser abatido. Según los medios murió media hora después del inicio del ataque.

El autor

El autor, identificado como Bejamin Herman y nacido en 1982, estaba fichado por sus contactos con islamistas radicales y se habría radicalizado a lo largo de sus estancias en prisión, indicó a la AFP una fuente próxima a la investigación.

Un video aficionado muestra al autor gritando “Allahu Akbar” (Alá es grande) mientras camina, sin que esta versión haya sido confirmada por las autoridades.

Herman había sido condenado por robo, violencia y tráfico de estupefacientes, según la fuente cercana a la investigación.

Estaba encarcelado en la prisión de Marche-en-Famenne, en el sur del Bélgica, y según los medios belgas estaba fuera con un permiso de salida para preparar su reinserción.

El móvil del ataque

El ataque apuntaba “claramente” a la policía, aseguró el comandante de la policía de Lieja, Christian Beaupère.

“Está claro que el objetivo del asesino era atacar a la policía”, indicó el funcionario. “Su objetivo no era matar en una escuela, sino atacar a policías, la institución, el Estado de Bélgica”.

La fiscalía federal belga, encargada de los casos de terrorismo, asumió la investigación, ya que existen elementos que van en la dirección de un atentado terrorista, indicó su portavoz, Eric Van Der Sypt.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.