MUD
Foto: Cortesía

A juicio del periodista Eugenio Martínez, especialista en procesos electorales, no hay razones técnicas ni políticas para confiar en la integridad de los resultados de las cuestionadas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, convocadas por el gobierno, rechazadas por la oposición venezolana y desconocidas por casi 50 países.

“Lo que ha hecho el Consejo Nacional Electoral (CNE) con el sistema automatizado de votación ha sido informar parcialmente unas medias verdades. Y esa información parcializada no permite confiar en la integridad de los resultados”, señaló Martínez durante su intervención en el conversatorio virtual Las fake news en las Elecciones Parlamentarias 2020.

El comunicador consideró que para esta jornada electoral, en la que resultó vencedora la alianza oficialista del Gran Polo Patriótico, la ausencia de transparencia y mecanismos de auditorías efectivos fue absoluta. “Tres días después no sabemos a quién se le compraron las máquinas de votación, quién hizo el software de escrutinio, transmisión y totalización o cuánto costaron las máquinas”.

El proceso comicial estuvo empañado por diversas irregularidades, aseguró, incluida la prórroga del cierre de los centros de votación, a pesar de no haber electores en cola o a la espera para votar. Según sus datos, hasta las 6:00 p.m., hora legal establecida para el cierre de los colegios electorales, había votado no más del 27% de los inscritos en el registro electoral.

Sin embargo, el CNE llegó a reportar en su primer boletín una participación de 31% de los electores habilitados. Martínez aclaró que los cuatro puntos porcentuales adicionales fueron inflados luego de las 6:00 p.m. “A partir de ahí comienza la operación remolque, que son votos que entran de forma irregular al sistema. Son personas que llevadas (a los centros de votación) por manipulación política a votar”.

Desinformación y procesos electorales

La difusión masiva de información falsa con la intención de dañar al público resulta realmente preocupante en contextos electorales ya que, de ser efectiva esta estrategia, puede afectar la legitimidad de un proceso que es fundamental para el funcionamiento y la existencia de una sociedad democrática, explicó el periodista especializado en la fuente electoral.

Dentro de las estrategias de desinformación, agregó, existen diversas categorías, como la generación de contenido meramente engañoso, sustitución de fuentes genuinas para transmitir información falsa, contenido engañoso para incriminar a alguien en algo, utilización de titulares y leyendas con contenido y contexto falsos, entre otras.

Hizo referencia a que existen estudios que sostienen que la desinformación es causa de la polarización, en tanto apela a las emociones de las personas y busca producir efectos sobre sus comportamientos, que en el ámbito electoral se traduce en la llamada supresión del voto.

Pero otros análisis sugieren que la desinformación es efecto de la polarización política, ya que las personas se encierran en mundos informativos en los que solo entra información bajo el prisma de sus propias ideologías o posiciones políticas, lo que le impide acceder a puntos de vistas divergentes.

“La desinformación circula mucho más rápido que las noticias e incluso que las aclaratorias que se hacen desde distintos proyectos de verificación, porque apela a las emociones y resulta en consecuencia más atractiva”, aseveró Martínez al advertir que este fenómeno de propagación deliberada de información falsa empobrece el debate público y se convierte en un obstáculo para tomar o participar en las decisiones democráticas.  

En cuanto a los actores que participan en la difusión de información falsa, puntualizó que son diversos: Estados extranjeros que buscan incidir en los procesos electorales de otros países, actores privados motivados por intereses económicos y actores políticos.

“Su trabajo se potencia con un sistema de publicidad digital altamente segmentado y medios de comunicación que incurren en la difusión de información falsa. Partidos políticos y candidatos también difunden el contenido”, expuso.

En encuentro virtual Las fake news en las Elecciones Parlamentarias 2020, realizado este miércoles 9 de diciembre, fue una iniciativa del Observatorio Venezolano de Fake News, un proyecto impulsado por la Asociación Civil Medianálisis. El conversatorio tuvo como moderador al también periodista Andrés Cañizález. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.