Matthias Krull, el exejecutivo de un banco suizo que se había declarado culpable en agosto por su papel en un millonario esquema de lavado de dinero robado a la petrolera venezolana PDVSA, fue sentenciado este lunes a 10 años de prisión, anunció la fiscalía estadounidense.

Krull, un ciudadano alemán que residía en Panamá, admitió en agosto que había formado parte de una estructura para blanquear dinero malversado de la empresa estatal venezolana cuando trabajó para el banco privado Julius Baer.

El exejecutivo fue un asesor de clientes en el banco y actuó como vicepresidente de Julius Baer Panamá, según dijo a AFP una portavoz de la institución.

Un tribunal federal de Miami lo condenó también a pagar una multa de 50.000 dólares y además ordenó la confiscación de 600.000 dólares en bienes, precisó el comunicado de fiscalía.

Krull fue dejado en libertad con una fianza de cinco millones de dólares pero deberá presentarse en prisión el 29 de abril, indicó la agencia Bloomberg News.

El condenado admitió que, desde su posición en el banco, atrajo a clientes privados, particularmente de Venezuela.

Uno de ellos es el venezolano Francisco Convit, un accionista de Derwick Associates que fue inculpado de lavado de dinero el 16 de agosto como parte de este mismo operativo.

Entre los demás clientes de Krull inculpados por la fiscalía en este caso figuran algunos cuyos nombres no han sido aún revelados.

Por ahora, la fiscalía nombra a los venezolanos Carmelo Urdaneta, exasesor jurídico del Ministerio de Petróleo y Minería; Abraham Ortega, exejecutivo de PDVSA; José Vicente “Chente” Amparan, un empresario calificado como un “lavador de dinero profesional” con vínculos en España y Malta; y Mario Bonilla Vallera.

También fueron inculpados el portugués Hugo Ramalho, el uruguayo Marcelo Gutiérrez Acosta y Lara y el colombiano Gustavo Hernández Frieri.

La conspiración comenzó en diciembre de 2014 con un esquema de cambio de divisas diseñado para malversar cerca de 600 millones de dólares de PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela y principal fuente de ingresos de ese país en quiebra.

Para mayo de 2015, la conspiración se había duplicado a 1.200 millones de dólares malversados de PDVSA, señala la fiscalía.

Krull y Hernández Frieri fueron arrestados en julio en Miami y en Sicilia (Italia), respectivamente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.