Anyelo Miguel Bolívar Párraga, muerto. (Cortesía)

Un detective muerto y dos heridos, fue el saldo que dejó este miércoles en Valencia, un fuerte enfrentamiento de disparos entre miembros de la banda “El Bebé de las Palmitas”, donde también fallecieron cinco de sus integrantes.

Los hechos se registraron a las 10:30 am., en terrenos de la invasión Tierra Bolivariana, Av principal, casa S/N, parroquia Rafael Urdaneta, municipio Valencia, estado Carabobo

Funcionarios del Eje de Vehículos Carabobo y Brigada de Acciones Especiales (BAE), delegación estatal del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron al sitio en labores de investigación por el robo de vehículos.

Cuando el grupo hamponil se percató de su presencia, abrión fuego en contra de los uniformados.

En el intercambio murió en el sitio el detective Anyelo Miguel Bolívar Párraga; y resultaron heridos los detectives Antonio Morí Mendoza, con una lesión en la región palmar derecho y dedo índice; y Kristian Alejandro López García, al recibir una esquirla en el pabellón de la oreja izquierdo.

En el lugar se recuperaron seis armas de fuego. Una tipo Pistola, marca Karen, sin modelo visible, calibre 9mm, serial 24R13594; otra marca Prieto Beretta, modelo F92, calibre 9mm, serial D14752Z, (Arma Orgánica); y una marca Taurus, modelo no visible, calibre 9mm, seriales no visibles; así como un revólver, marca Colt, calibre 38, serial 87896LW; otras dos armas de fuego tipo Pistola, marca no visible, modelo PT58-HS PLUS, calibre 380 y otra tipo Fusil, marca Colt, modelo R15, calibre 5.62. Además, en el punto de la escena fueron colectadas vestimentas y otras pruebas de los occisos.

Continúan abiertas las investigaciones para determinar las identidades de los cinco delincuentes fallecidos.

LA BALACERA 

La balacera, que se prolongó por más de una hora, incluyó actuaciones en las invasiones de la recta de Majagual, donde estaba el mayor número de delincuentes. El Cicpc recibió apoyo de la policía del estado y de otros cuerpos de seguridad, quienes se mantuvieron en el sector por espacio de unas cinco horas, lo que alarmó a los vecinos.

Algunos comentaron que los malhechores lanzaron a la policía una granada, que no explotó.

Se supo que Leomar Antonio Herrera Colina, alias “el Bebé”, era uno de los delincuentes más buscados en Carabobo, pues sus actuaciones incluyen robo, hurto y homicidios.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.