La deforestación en la Amazonía de Brasil. Foto: EFE/Raphael Alves

Google anunció este martes una serie de acuerdos y donaciones para ofrecer herramientas tecnológicas, especialmente la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquinas, en proyectos de combate a la deforestación y los incendios en la Amazonía brasileña.

Las herramientas del gigante tecnológico permitirán a sus socios, organismos públicos y no gubernamentales, fiscalizar la deforestación y alertar en tiempo real sobre incendios forestales e inundaciones.

Uno de los principales acuerdos fue firmado con el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), el órgano del Gobierno brasileño que usa imágenes de satélite para medir la deforestación.

El INPE podrá recurrir a herramientas de inteligencia artificial y a la capacidad de procesamiento de datos en la nube de Google para identificar incendios forestales en sus niveles iniciales y poder adoptar rápidamente medidas para evitar que el fuego se extienda.

El gigante tecnológico, que organizó un evento en la ciudad brasileña de Belém para anunciar los acuerdos, también firmó otras asociaciones para apoyar a diversas organizaciones no gubernamentales.

Entre ellos, el acuerdo con el Centro de Referencia en Información Ambiental (CRIA), que cuenta con un banco de datos con 166 millones de registros de especies y 4,5 millones de imágenes de la Amazonía, permitirá que esos datos sean ofrecidos en la nube para cualquier investigador.

«También probaremos el uso de computación visual, con modelos de inteligencia artificial, para preclasificar millones de especies enviadas por herbarios con el fin de que la red de taxonomistas de CRIA pueda identificar las especies y agregarlas a su banco», explicó a EFE la directora tecnológica global de Google Cloud, Patricia Florissi.

Otro beneficiario será el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon), que pasará a contar con apoyo de la inteligencia artificial para analizar las miles de imágenes de satélite que procesa, con el objetivo de detectar la construcción de carreteras en la Amazonía.

«El 95 % de la deforestación se concentra en hasta 5,5 kilómetros de vías oficiales y clandestinas», explicó Carlos Souza, investigador de Imazon.

La Asociación Onçafari, que trabaja en la preservación de los jaguares, también podrá usar la inteligencia artificial para analizar las cerca de mil horas de videos que graba mensualmente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.