El Gremio sumó su primera victoria en esta edición tras golear en casa al Monagas venezolano. Foto AFP

El Gremio, campeón de la Copa Libertadores 2017, sumó hoy su primera victoria en esta edición del torneo tras golear en casa al Monagas venezolano por 4-0, y se acercó así a la cima del grupo A.

El conjunto de Porto Alegre tuvo que esperar al inicio del segundo tiempo para estrenar el marcador con un cabezazo del delantero Jael. El extremo Everton aumentó la ventaja diez minutos después y Luan y Cícero sentenciaron en la recta final del partido.

La supuesta cenicienta del grupo, que debuta este año en la competición, se mostró sólida en defensa y no dejó ninguna puerta abierta hasta que el cansancio hizo mella.

A pesar de la victoria local, el Cerro Porteño paraguayo continúa como líder de la llave con pleno de victorias (6 puntos), seguido del Gremio con cuatro enteros, Defensor con uno y Monagas con cero.

A los brasileños les costó entrar en el juego. Taciturno, quizá por estar pensando más en la final del Campeonato Gaúcho del próximo domingo, el vigente campeón sudó bastante para quebrar el compacto sistema defensivo del equipo venezolano.

Los pupilos de Renato Gaúcho se hicieron con la posesión del esférico desde el primer minuto, pero ninguno se atrevió a dar un pase en vertical al hueco.

Luan bajaba hasta el centro del campo para recibir, mientras Everton y Ramiro lo intentaban en solitario por las bandas.

El Monagas vino a Porto Alegre solo a defenderse, con un Carlos Suárez infranqueable, de las embestidas de su rival y a aprovechar eventualmente un contragolpe para adelantarse y atrincherarse todavía más.

La muralla de los venezolanos, que solo han ganando un partido en lo que llevamos de este 2018, parecía inexpugnable con líneas de hasta cinco jugadores en el centro del campo o en la zaga.

El único susto de los venezolanos fue un cabezazo de Jhonder Cádiz a pase con el exterior de Luis González Cova que paró sin demasiados problemas Marcelo Grohe.

El técnico del Gremio bramaba desde la banda y pedía un poco más de lucidez a sus jugadores, que se reactivaron en el tramo final del primer tiempo con un abanico de oportunidades. La más clara la que tuvo Kannemann, quien no supo aprovechar un balón muerto en el punto de penalti.

Renato ‘Gaúcho’ movió el banquillo al descanso dando entrada al centrocampista Alisson por uno de los laterales y dio en el clavo.

A los cinco minutos de la reanudación, Bruno Cortez cruzó el cuero al primer palo y Jael cabeceó hasta el fondo de las mallas.

El gol fue una losa para los venezolanos, que comenzaron a desfallecer físicamente y dijeron adiós a su sólida estrategia defensiva.

El equipo se abrió como un abanico y por ahí reaparecieron los Ramiro, Luan, Cortez y Everton, quien, atento como pocos, aprovechó un mal rechace del meta Baroja para poner el segundo en el luminoso.

El Gremio dispuso de más ocasiones para terminar de destrozar a su rival y así lo hizo por medio de Luan, que marcó un tanto de bella factura, y Cícero, que tampoco faltó a su cita con el gol en la recta final del encuentro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.