El 10 de noviembre de 1781, nació en la población de Calais, importante puerto francés ubicado al Norte cerca de Dunkerque, realizó importantes actividades en beneficio de la emancipación.

La historia lo registra como:

El salvador de los documentos de nuestro “Siempre Precursor”.

Contaba veinte años de edad cuando una vez realizados sus estudios, se trasladó a Londres, donde consiguió empleo en una empresa dedicada a la tipografía y venta de libros.

En su actividad mercantil conoció a Francisco Miranda, un apasionado por la lectura y adquisición de libros, poseedor de una de las bibliotecas personales más importantes de la época, con quien entabló gran amistad y afinidad en las ideas basadas en los
postulados de la revolución francesa.

La llegada a Londres en julio de 1810 de la comisión venezolana integrada por el coronel Simón Bolívar, Dr. Luís López Méndez y Andrés Bello como secretario y traductor; designados el 6 de junio por la Junta Suprema de Caracas, para informar sobre los acontecimientos del 19 de abril, buscar apoyo político y financiero, aprovecharon la oportunidad para entrevistarse con Miranda.

Antonio Molini secretario de Miranda y Pedro Antonio Leleaux, recién designado secretario de Bolívar, estuvieron presentes en las conversaciones llevadas a cabo para convencer al futuro generalísimo trasladarse a Venezuela, con la misión de aplicar su experiencia militar y amplios conocimientos en apoyo de los jóvenes revolucionarios caraqueños iniciados en la fragua de la nueva república.

El entusiasmo de Leleaux lo motivó, embarcarse hacia Venezuela con Bolívar en el “Saphire” el 21 de septiembre de ese año.
López Méndez y Andrés Bello se quedaron en Londres con Miranda y alojados en su residencia continuando las diligencias.

El “Saphire” llegó a La Guaira el 5 de diciembre; Bolívar se encargó de preparar
el arribo de Miranda materializado el 10 de ese mes en el navío “Avon”.

Miranda fundó a finales de diciembre la Sociedad Patriótica, que más adelante a comienzos de julio de 1811, motivará al Congreso a discutir y declarar la independencia.

Leleaux participó activamente en esta sociedad, por recomendación de Miranda la municipalidad de Caracas lo nacionalizó.

Con lealtad  y desprendimiento acompañó a Miranda en las campañas realizadas en julio y agosto de 1811 contra Valencia, y en 1812 en el centro de Venezuela hasta la capitulación firmada en San Mateo por el teniente coronel, el peruano José de Satta y Bussy el 25 de julio de 1812 ante el capitán de fragata, el canario Domingo Monteverde.

Miranda se trasladó el día 30 en horas de la tarde a La Guaira con la finalidad de embarcar el 31 de julio hacia Curazao.

En la madrugada es detenido por varios oficiales entre ellos Bolívar, Miguel Peña y Tomás Montilla; entregado al comandante Manuel María de las Casas, gobernador militar de La Guaira, designado en el cargo precisamente  por Miranda, éste exteriorizó:

“Bochinche, bochinche, esta gente no sabe sino hacer bochinche”.

Llevado a las bóvedas de La Guaira, luego a Puerto Cabello, Puerto Rico y finalmente a Cádiz.

Estando en prisión dijo:

“me pesan más las traiciones de mis compañeros, que la cadenas que llevo puestas”.

Por suerte los archivos, (Colombeia), pudieron ser embarcados horas antes a bordo del “Saphire” por Leleaux y partir rumbo a Curazao, navío al mando del capitán Henri Haynes.

Valioso material salvado a tiempo del daño o destrucción a que hubiera lugar en caso de que hubiera caído en otras manos.

El traidor De Las Casas había ordenado abrir fuego a los barcos anclados en La Guaira, para que los patriotas que huían no pudieran escapar, hundieron la goleta “Guillermina”.

El “Saphire” y el bergantín de guerra “Celoso”, pudieron salir a tiempo.

En la isla Leleaux entregó los baúles a la firma inglesa Robertson y Belt, cuyo representante George Robertson, casualmente se encontraba en La Guaira y acompañó a Leleaux en el viaje.

El “Saphire” igualmente llevaba dos baúles de Simón Bolívar bajo responsabilidad de Tomás Ascate su sirviente.

El único oficial que pudo escapar en el “Saphire” fue Gregorio Mac Gregor y su esposa.

Leleaux al tener noticia de la llegada a esa isla de Bolívar y Ribas el 10 de septiembre, los buscó, juntos se dirigieron hacia Cartagena de Indias, donde fue ascendido a teniente coronel, designado Secretario de Guerra y recibió la nacionalidad neogranadina por parte del gobernador Manuel Rodríguez Torices.

Leleaux acompañó al futuro Libertador en la Campaña Admirable.

A finales de 1814, se dirigió a su pueblo natal, dedicándose a la labor impresora, donde fundó un periódico.
En Calais contrajo matrimonio con Eugenie Millard.

Al tener información de la conclusión de la guerra regresó a Bogotá en 1822, donde estará pendiente, al igual que Tomás Molini de Leandro y Francisco, hijos de Miranda, quienes
visitaron esa ciudad en 1824, ofreciendo en venta la valiosa Colombeia de su padre.

Leleaux regresó ese año a Calais, ocupándose de sus labores de imprenta, y colateralmente miembro de organizaciones oficiales, mercantiles y de fraternidad hasta la fecha de su fallecimiento en 1849.
Bolívar lo consideraba:

“Persona de honor, con mucho juicio, talento e instruido para el servicio público”.

En el municipio Los
Taques del estado Falcón, un Liceo honra su memoria.

Eumenes Fuguet Borregales.
[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.