Huracán Delta aumenta a categoría 3 mientras se acerca a EEUU.

El huracán Delta volvió a ganar fuerza el jueves en su paso por el Golfo de México rumbo a las costas de Estados Unidos, amenazando con golpear parte del litoral de Lusiana, que aún no termina de recuperarse de Laura, otro meteoro que azotó a fines de agosto.

Después de golpear la península de Yucatán en el surestes mexicano, Delta se convirtió en ciclón categoría 3 en una escala de 5 y se ubicaba 555 kilómetros al sur de Luisiana avanzando con vientos de 185 km/h, según el reporte del Centro Nacional de Huracanes (NHC) a las 21H00 GMT.

El NHC alertó que el viernes se esperan fuertes tormentas que pueden representar “peligro de muerte” en partes de la costa norte del Golfo, donde se espera que el huracán toque tierra por la tarde o noche.

Delta impactó el miércoles de madrugada la Península de Yucatán, en el sureste de México, como un meteoro categoría 2, dejando a su paso árboles tirados y las líneas de electricidad rotas.

Lusiana sufre todavía los daños causados por el huracán Laura, que impactó con categoría 4, uno de los más violentos de los que se tenga registro en la región.

En Lake Charles, donde pedazos de maderas, árboles caídos y basura dejados por Laura todavía se encuentran en las calles, Shannon Fuselier, de 56 años, vino a tapiar las ventanas de la casa de un amigo, que ya fue dañada por Laura.

“Es agotador”

“Las ramas y las hojas no hacen tanto daño. Son los pedazos de metal, los marcos de ventanas de otras casas” que vuelan y que provocan destrozos, explicó Fuselier a la AFP, taladro en mano.

Muchas personas evacuaban este jueves la ciudad conocida por sus refinerías de petróleo.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, pidió a los habitantes prudencia y anunció la movilización de 2.400 miembros de la Guardia Nacional para ayudar a la población.

Edwards advirtió que Delta podría levantar los escombros que dejó Laura y lanzarlos con fuerza.

Terry Lebine había sido evacuado en el pueblo de Alejandría, unos 150 kilómetros al norte, durante el huracán anterior, y estaba listo para salir de nuevo.

“Es agotador”, dijo a la AFP. “…tengo a mi madre, tiene 81 años y no tiene buena salud. Justo después de que regresamos a casa después de Laura, tenemos que salir de nuevo por Delta. Estuvimos en casa por 2 o 3 semanas”.

El huracán se debilitó al cruzar tierras mexicanas, pero volvió a ganar fuerza en las aguas abiertas del Golfo.

La península de Yucatán parece haberse librado de una gran destrucción y no se reportaron muertes por Delta.

Sin embargo, los fuertes vientos azotaron Cancún, uno de los destinos turísticos más populares de México, donde muchos automóviles quedaron aplastados por la caída de árboles, en tanto el viento arrancó señales viales y las tiendas sufrieron daños

Delta es la vigesimosexta tormenta de esta temporada en el Atlántico, en la que se han batido varios récords, entre ellos que se agotó la lista de nombres previstos para los ciclones y los meteorólogos comenzaron a identificarlos con el alfabeto griego.

A medida que la superficie del océano se calienta debido al cambio climático los huracanes se vuelven más poderosos – y los científicos dicen que es probable que se incrementen los poderosos huracanes de categoría 4 y 5. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.